Cómo diagnosticar el alvéolo seco

Escrito por Contributor
Diagnosticar el alvéolo seco.

Cómo diagnosticar el alvéolo seco. El alvéolo seco es una enfermedad extremadamente dolorosa que puede aparecer después de una extracción dental. El coágulo de sangre que cubre el hueso después de quitar un diente a veces no queda en su lugar, lo que deja el alvéolo expuesto al aire, la suciedad y las bacterias. Diagnosticar el alvéolo seco ayuda a reducir el dolor y la inflamación.

Fíjate si tienes el alvéolo seco después de que te hayan extraído un diente. Esta enfermedad aparece solamente después de las extracciones dentales, por eso, si no has tenido ninguna en los últimos días, es probable que si sientes dolor, la causa sea otro problema diferente.

Espera a que disminuya el dolor. El dolor de las extracciones disminuye gradualmente en varios días. Si el dolor resurge o aumenta después de este plazo, es probable que la causa sea un alvéolo seco. Cuando el dolor no disminuya luego de una extracción, acude a un dentista o cirujano dental lo antes posible.

Reconoce los patrones del alvéolo seco. Esta enfermedad aparece más frecuentemente en la extracción de dientes inferiores, muelas y dientes incrustados. Las personas que tienen diabetes, los individuos que fuman y las mujeres que toman anticonceptivos orales tienen mayores probabilidades de desarrollar este problema.

Aprende qué causa el alvéolo seco y compara las causas potenciales con tu situación. El alvéolo seco se produce cuando el coágulo de sangre se sale del alvéolo antes de que sane la herida. Las actividades como estornudar, toser, beber con sorbetes, fumar y otras, puedes sacar el coágulo de su lugar y producir el alvéolo seco. El dolor combinado con cualquiera de estas actividades es una señal de la aparición del alvéolo seco.

Busca otros síntomas de alvéolo seco, incluyendo mal aliento, mal gusto en la boca y espasmos en los músculos de la mandíbula. Puedes experimentar alguno de estos síntomas o ninguno de ellos pero su presencia acompañada con dolor indica un problema potencial.

Consulta a tu dentista o a tu cirujano oral si piensas que tienes un alvéolo seco. Una revisación del área del alvéolo y una conversación sobre los síntomas serán de ayuda para realizar el diagnóstico.

Consejo

El alvéolo seco casi siempre se resuelve solo, pero es muy doloroso. Si es posible, consulta a un profesional acerca de los medicamentos para el dolor, del cuidado del alvéolo y otras opciones de tratamiento.