Cómo detener los estornudos y la secreción nasal

Escrito por Alicia Bodine

Los estornudos excesivos y la secreción nasal pueden ser síntomas tanto de un resfriado como de una alergia. Estos síntomas por sí mismos son bastante inofensivos y no se detendrán tu día. Son más una molestia y pueden ser embarazosos si tienes un trabajo que requiere que interactúes con los demás. Hay algunas cosas que puedes hacer para detener la secreción nasal y los estornudos.

Determina si estás sufriendo de una alergia o un resfriado. Si se trata de una alergia, a menudo sientes picazón en tus ojos. Los resfriados pueden venir con tos y períodos de congestión nasal. Si es temporada de alergias y estás bastante seguro de que esta es la causa, evita estar al aire libre tanto como te sea posible. Manteniendo las ventanas cerradas y quedándote en casa puedes ayudar a deshacerte de tus estornudos y la secreción nasal.

Limpia tus fosas nasales con una olla Netty. Llénala con agua tibia con sal. Coloca la punta de la olla en la fosa nasal izquierda e inclina tu cabeza hacia un lado. Inclina la olla para que el agua corra a través de tu fosa nasal izquierda y salga por la derecha. Repite esto con el orificio nasal derecho. Esto eliminará temporalmente tus síntomas.

Compra un antihistamínico de venta sin receta. Los antihistamínicos detendrán lo que lleva a causarte que estornudes y tengas secreción nasal. Éste trabajará durante un máximo de cuatro horas cada vez que lo tomes.

Rocía tus fosas nasales con un aerosol nasal. Esto reducirá la inflamación dentro de tus conductos nasales. Los aerosoles nasales no están diseñados para usarlos a largo plazo, pero son efectivos para deshacerse de los estornudos y la congestión nasal.

Consejo

Instala un humidificador. Esto mantendrá tus fosas nasales hidratadas lo cual conducirá a menos estornudos.

Advertencias

Los antihistamínicos pueden causar somnolencia. No querrás tomar esto si tienes que conducir o manejar maquinaria pesada.