¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cómo detener la tos en 5 minutos

Escrito por Agustina Forgioni | Fecha actualizada September 14, 2018

Una tos persistente y fastidiosa puede ser realmente molesta, especialmente durante la noche cuando intentas dormirte y toser una y otra vez te impide conciliar el sueño; o tal vez estás en tu trabajo o lugar de estudio y la tos no sólo te distrae de tus labores diarias, sino que también molesta a aquellos a tu alrededor. La tos es el mecanismo de defensa de los pulmones y la vía aérea para eliminar un agente irritante o la secreción y mucosidad en exceso que pueden alterar la función respiratoria, aunque cuando se vuelve persistente puede llegar a ser molesta e interferir en nuestras actividades y rutina diaria. La tos puede ser seca, por ejemplo aquella que se produce en las personas que fuman con frecuencia, o puede acompañarse de flemas o expectoración cuando existe un exceso de mucosidad en el árbol bronquial, lo que se conoce como tos productiva.

Aunque la tos puede ir alivándose espontáneamente con el correr de los días, hay algunos consejos, trucos y remedios caseros que puedes poner en práctica para acelerar el proceso y detener la tos en 5 minutos, y aquí los compartimos contigo.

Tal vez te interese: Cómo expulsar las flemas de los pulmones

Bebe abundante agua

Mantenerte hidratado es fundamental para ayudar a tu organismo a combatir la tos con flemas, ya que esto permite que las flemas sean menos espesas, facilitando su expulsión. Si la tos es seca, beber abundante agua ayudará a mantener la garganta hidratada para disminuir la tos en pocos minutos. Procura beber al menos dos litros de agua al día para mantener una adecuada hidratación. Siempre ten agua fresca para beber a la mano y aumenta la cantidad de líquidos e infusiones que consumes en el día si sientes la garganta irritada o la tos se vuelve persistente.

Duerme con varias almohadas

Elevar la altura la cabecera de tu cama para el momento de intentar dormir es un excelente remedio casero para eliminar la tos nocturna: al hacerlo no sólo disminuirá la tos, sino que te permitirá de esa manera conciliar el sueño al impedir la tos persistente y molesta durante la noche. Para elevar la cabecera de tu cama, coloca varias almohadas debajo de tu cabeza, o incluso puedes doblar una frazada o manta y ponerla debajo de tu almohada para quedar en una posición semi sentada. Esto hace que las secreciones de los pulmones se asienten hacia abajo por el efecto de la gravedad, lo que mantendrá tus vías aéreas superiores libres durante la noche y tu garganta libre de irritación que provoque una tos persistente al momento de querer dormir. Acostarte de lado puede ayudar a detener la tos, por el mismo mecanismo de mantener las secreciones y flemas alejadas de tu garganta para permitirte unas merecidas horas de descanso.

Realiza nebulizaciones con vapor

Las nebulizaciones con solución fisiológica o agua ayudan a eliminar las flemas de los pulmones al hacerla más fluida, facilitando su expulsión con la tos. Se puede obtener el mismo efecto con el vapor de una ducha bien caliente por cinco minutos: respirar el vapor puede ayudar a mantener la garganta húmeda y detener esa molesta tos, lo que lo vuelve un excelente remedio casero para la tos seca. También puedes obtener resultados similares calentando agua en una olla y acercándote con cuidado para poder aspirar el vapor de agua. Coloca una toalla que cubra tanto tu cabeza como la olla para que el vapor no escape.

Toma té con miel y limón

Algunas veces buscamos soluciones complejas cuando tenemos a la mano un recurso tan simple como efectivo para tratar un síntoma tan frecuente como molesto, como lo es la tos persistente. Los beneficios de la miel y el limón para ayudar expulsar flemas de forma natural se conocen desde hace tiempo, y ni los tiempos modernos ni la tecnología han hecho que pierdan vigencia como parte de los remedios caseros a los que podemos recurrir para combatir la tos. Prepara un té y añade una cucharada de miel y dos cucharadas de jugo de limón. El limón y la miel facilitan la eliminación de la flema con la tos al disolver la mucosidad de los pulmones y hacer las flemas menos espesas, facilitando su expulsión rápidamente. A su vez ayudará a calmar el dolor de garganta en casos de gripe o resfrío, ya que la mantiene húmeda y genera una película de protección en la garganta que combate la irritación de la misma, combatiendo de esta forma la tos seca o irritativa. Sin embargo, un dato importante a tener en cuenta es que nunca debes administrar miel como remedio casero para la tos en niños debido al riesgo de botulismo infantil: ésta es una forma rara pero grave de intoxicación alimentaria, por lo que nunca debes administrar miel a un niño menor de 1 año.

Consume alimentos que alivian la tos

Añadir a tu alimentación determinado tipo de alimentos puede ayudar a fluidificar las flemas y a facilitar su eliminación de los pulmones. Por ejemplo, el consumo de ajo crudo y cebolla en tus comidas es una excelente opción como remedio casero para eliminar flemas. Estos alimentos son conocidos por sus propiedades antibacterianas, por lo que ayudan a reforzar las defensas del organismo y contribuyen a diluir la viscosidad de las flemas por sus componentes azufrados. El jenjibre es otro eficaz aliado gracias a sus propiedades antibacterianas y descongestivas naturales, por lo que ayuda a su vez a aliviar los síntomas del resfrío y de la garganta irritada. Puedes agregarlo crudo a tus comidas habituales o cortarlo en finas rebanadas y ponerlo a hervir con agua, para preparar un té de jenjibre, miel y limón que te ayudará a combatir la tos en pocos minutos.

Sigue leyendo: Remedios naturales caseros para la tos y supresores

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.