Cómo detener la incomodidad por la intolerancia a la lactosa

Escrito por April Banks
Evita tomar leche si tienes intolerancia a la lactosa.
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

La intolerancia a la lactosa es una condición caracterizada por la inhabilidad de digerir la lactosa, un azúcar encontrado en la leche y otros productos lácteos. Es una condición bastante común que afecta a aproximadamente 50 millones de americanos. La causa subyacente de la intolerancia a la lactosa es una deficiencia de la enzima llamada lactasa, que funciona principalmente para separar la lactosa en una forma más absorbible del azúcar, como glucosa y galactosa. La lactosa no digerida se fermenta por las bacterias en tu intestino, dando como resultado los síntomas característicos de la intolerancia a la lactosa: gases, flatulencia, dolor estomacal y diarrea.

Toma un suplemento de enzima lactasa como Lactaid. Estos suplementos te ayudarán a digerir la lactosa que consumas, por lo tanto previniendo y/o evitando los síntomas de la intolerancia a la lactosa. Toma el suplemento con el primer trago o mordida de alimento o bebida que contenga lactosa. Puedes comprar estos suplementos sin receta en cualquier farmacia.

Toma un medicamento que contenga simeticona. La simeticona trata los gases y las flatulencias asociadas con la intolerancia a la lactosa. Numerosos productos sin receta contienen simeticona: Gas-X, Phazyme y Mylanta Gas. Estos son bien tolerados y efectivos para eliminar el gas y las flatulencias.

Toma un antidiarreico. La loperamida, vendida bajo el nombre comercial de Immodium AD, es un medicamento efectivo para tratar la diarrea asociada con la intolerancia a la lactosa. Toma una dosis después de cada evacuación suelta, hasta un máximo de 8 tabletas en un período de 24 horas.

Evita o reduce tu consumo de productos lácteos. La prevención es la mejor medicina. Bebe leche deslactosada y limita la cantidad de alimentos que contienen lactosa que consumes. Algunos productos lácteos tienen mayor probabilidad de provocar síntomas indeseables que otros, y las pequeñas cantidades de lactosa pueden no afectarte para nada.