¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cómo detener el escurrimiento de la nariz

Escrito por Helena Closa | Fecha actualizada August 28, 2018

Cuando sufres escurrimiento de la nariz sin control, puede ser por causa de un resfriado o de una alergia. Los mocos salen de la nariz como una reacción de protección: el cuerpo intenta expulsar polvo, partículas, gérmenes y alérgenos, a la vez que los mocos evitan que más agentes externos entren en el cuerpo.

Aunque ésta es una señal de un funcionamiento correcto del sistema inmunológico, el escurrimiento nasal puede provocar vergüenza y molestias, volviéndose muy desagradable. Hay algunas cosas que puedes intentar para detener un escurrimiento nasal constante.

En primer lugar, debes determinar si el escurrimiento nasal es provocado por una alergia o porque te estás resfriando. Según la Clínica Mayo, si el escurrimiento viene con dolor de garganta, tos y dolor de cuerpo, es un síntoma del resfriado. Si el escurrimiento no viene acompañado de otro síntoma, o tienes comezón en los ojos y te falta el aire, puede ser una reacción alérgica.

Lee más: Cómo se diferencian los síntomas de un resfriado y los de las alergias

Escurrimiento nasal por resfriado

Si tienes un resfriado, es necesario que fortalezcas tu sistema inmunológico. Toma vitamina C y bebe jugo de naranja, limón o arándano todo el día. Prueba con una bebida mezclada rica en vitamina C o con comprimidos, que pueden ser adquiridos en farmacias y tiendas de productos orgánicos. Beber una taza de té verde dos veces al día también te ayudará, puesto que este tipo de té posee grandes propiedades para la salud, incluyendo antioxidantes que ayudan a combatir el resfriado.

Las medicinas que se venden sin receta para resfriado y gripe también ayudan a aliviar los síntomas de escurrimiento nasal. Además, evitar determinados alimentos, como los productos lácteos, los azúcares agregados, la cafeína y las comidas grasosas, te ayudará a reducir la cantidad de mocos.

De manera adicional, pregunta a tu doctor si puedes usar irrigación nasal salina para terminar más rápido con el escurrimiento nasal. En este procedimiento (que se puede hacer en casa) se echa una solución salina en la nariz hasta que se llenen las fosas nasales y después se sacan por las mismas para limpiar los mocos. Para ello, también puedes usar productos que están compuestos principalmente por agua de mar.

Según la medicina ayurvédica, otra manera tradicional de limpiar las fosas nasales es usar el "neti pot" de los practicantes de yoga, para realizar un ritual de limpieza nasal.

Escurrimiento nasal por alergia

Si este es tu problema, es muy importante que identifiques la fuente de tu alergia. Eso te permitirá evitar futuros brotes alérgicos y te ayudará a reducir tus síntomas.

En las enfermedades alérgicas, el escurrimiento nasal constante es un síntoma común de un alérgeno que está en el aire, como el pelo de las mascotas o el polen. Esto significa que debes limpiar muy bien tu casa o cuarto, y utilizar un filtro de aire en tu casa para ayudar a eliminar los alérgenos del aire. Además, es recomendable que evites pasar mucho tiempo afuera en temporada de mucho polen, que suele ser en primavera.

En caso de alergia, puedes tomar un descongestionante o antihistamínico para limpiar los conductos nasales. Para aliviar los síntomas, tu doctor puede recetarte una medicina como Singulair o Advair. La desventaja de estos productos, sin embargo, es que en ocasiones generan somnolencia y aumento de peso como efectos adversos, lo cual hace que dejes de sentirte congestionado, pero a cambio de sufrir la incomodidad de otros síntomas.

Lee más: ¿Cuánto dura la temporada de alergia?

La dieta también puede ayudarte a reducir los síntomas del escurrimiento nasal por reacción alérgica. Ingerir comidas condimentadas, yogur, pescado y fruta es una muy buena opción. De hecho, expertos alergólogos han sugerido que las comidas altamente condimentadas, como las salsas picantes, pueden ayudar a expulsar el contenido ubicado en los conductos nasales que está provocando el escurrimiento incesante.

Además, debes sonarte la nariz cada vez que sientas que está escurriendo, cuantas veces sea necesario, incluso cuando parezca inútil. La aglomeración de mocos tiene que salir de los conductos para poder evitar que continúe el escurrimiento.

Sin embargo, recuerda que si tus síntomas persisten o si el escurrimiento nasal se convierte en una incomodidad que experimentas de forma recurrente, te conviene acudir a un médico para conocer la causa de tus molestias y así poder abordar la raíz del problema.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.