Cómo detener el dolor que causa la picadura de una avispa

Escrito por Kathryn Hatter
Toma medidas para reducir el dolor que produce la picadura de una avispa.
Baerbel Schmidt/Digital Vision/Getty Images

Las picaduras de avispa son tan desagradables que la mayoría de las personas intentan evitar a estos insectos. Si una avispa te pica, toma medidas de inmediato para minimizar el dolor agudo que comenzará a la brevedad. Existen maneras efectivas para aliviar el dolor que provoca la picadura de una avispa. La hinchazón a menudo causa dolor residual, así que toma medidas para reducir la inflamación que acompañará a la picadura.

Examina de inmediato el área de la picadura para determinar si el aguijón sigue allí. Si lo ves, usa el lateral de una cuchara de metal o una tarjeta de crédito para raspar ligeramente el área y sacarlo de la piel. Nunca tires del aguijón para sacarlo. Si lo haces, puedes aumentar la cantidad de veneno que se libera en la piel.

Envuelve unos cubos de hielo con una toalla pequeña y aplica en el área de la picadura. Deja actuar durante 10 minutos y retira otros 10 minutos. Repite este procedimiento varias veces para minimizar la hinchazón.

Prepara una mezcla con tierra y agua para formar lodo. Aplica el lodo directamente sobre el área de la picadura para aliviar el ardor y reducir el dolor. Deja el lodo hasta que se seque y, de ser necesario, reaplica.

Diluye dos partes de vinagre con dos partes de agua fría. Empapa el área de la picadura con vinagre diluido para detener el dolor.

Coloca un poco de pasta dental sobre la picadura y extiéndela generosamente. La pasta dental aliviará el dolor y reducirá la inflamación.

Advertencias

Controla las reacciones alérgicas de la persona que ha sido picada. Si la hinchazón es grave o tiene dificultades para respirar, busca asistencia médica de inmediato. Nunca apliques hielo directamente sobre la piel. El contacto directo prolongado del hielo con la piel puede dañarla.