Cómo detectar síntomas de enfermedad hepática

Escrito por Maurice Moss

Cada año se producen más de 30 000 muertes debido a enfermedades hepáticas. Este mal ataca de muchas maneras diferentes. El primer paso para superar la enfermedad hepática es conocer sus signos y síntomas. Si experimentas cualquier síntoma relacionado con la enfermedad hepática o te sientes incómodo con tu estado de salud ponte en contacto con tu proveedor de atención médica.

Detecta fatiga o pérdida de apetito. Tanto la fatiga como la pérdida de apetito son síntomas imprecisos, así como indicadores de numerosas enfermedades. Cualquier fatiga marcada y pérdida de apetito que tengas debes informarla a tu proveedor de atención médica.

Fíjate si tienes problemas de piel visibles. La ictericia, coloración amarillenta de la piel o del blanco de los ojos, es un síntoma bien conocido de enfermedad hepática. Además de eso, las erupciones y la picazón en la piel, así como los vasos sanguíneos en forma de araña también son problemas cutáneos que se asocian con enfermedad hepática.

Observa el color de la orina y las heces. Una persona que sufre de enfermedad o problemas del hígado puede tener una orina de color oscuro (en comparación con el amarillo pálido de una persona sana, bien hidratada) o heces de color pálido o posiblemente con sangre o color alquitrán.

Evalúa el dolor abdominal. El dolor abdominal es un síntoma de problemas hepáticos, pero también es un síntoma de muchas otras enfermedades o condiciones. Si tienes tanto dolor abdominal que te es difícil quedarte quieto, busca atención médica de inmediato.

Visita un médico. La mayoría de los síntomas mencionados no son de mucho aviso por sí solos y pueden pasar desapercibidos. Sin embargo, la combinación de estos indica que el paciente o cuidador debe buscar un médico tan pronto como sea posible. El médico podrá realizar un examen más exhaustivo y detectar problemas como agrandamiento del bazo, líquido en el abdomen y pérdida de masa ósea. Estos síntomas adicionales tendrían que ser evaluados por un profesional.