Cómo destapar los oídos naturalmente

Escrito por Valencia Higuera
Mejora tu limpieza de orejas.
Medioimages/Photodisc/Valueline/Getty Images

El drenaje de la mucosidad de un resfriado, sinusitis o alergias puede establecerse en el oído y desencadenar una congestión de éste. Un oído obstruido puede reducir la capacidad de escuchar y un zumbido o sonido rugiente a veces acompaña a dicha congestión. Limpiar un oído tapado es a menudo una cuestión de romper la congestión y adelgazar la mucosidad. Los descongestionantes pueden proporcionar resultados rápidos. Sin embargo, también hay maneras naturales para destapar los oídos y reducir la congestión.

Suénate la nariz para aliviar la congestión. Coge un pañuelo y suénate la nariz un par de veces para expulsar la mucosidad de tu cuerpo y aliviar la congestión en tus oídos.

Utiliza vapor para diluir la mucosidad y parar la congestión del oído. La humedad del vapor ayuda a suavizar la mucosidad y la cera del oído y promueve el drenaje rápido. Toma una ducha caliente para destapar tus oídos o coloca un paño caliente sobre tu cara.

Mastica goma de mascar. El movimiento de la mandíbula al masticar ayuda a destapar los oídos y a detener la congestión. Tapando la nariz y bebiendo al mismo tiempo también puedes destapar los oídos.

Coloca agua oxigenada en los oídos para romper su cera. Usa un gotero medicinal para poner una gota de agua oxigenada en cada oído, para disolver su cera y mejorar la congestión. Acuéstate de lado por unos minutos para facilitar el drenaje.

Alivia la congestión con un humidificador de niebla fría. Viviendo en un ambiente con aire seco puedes provocar la congestión del oído. Utiliza un humidificador para ayudar a deshacerte de la mucosidad espesa e inducir el drenaje.