Cómo deshacerte de los ácaros escamosos en las patas de un canario

Escrito por Emily Jones
Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Los ácaros de las patas causan lesiones con costras blancas o grises en las patas de tu canario. Los parásitos diminutos viven, se reproducen y ponen huevos debajo de las escamas de la piel del ave, lo que provoca una acumulación de escamas que pueden conducir a una deformidad en las patas de tu pájaro, si no lo tratas. Si descubres que hay ácaros escamosos en las patas de tu canario, trátalos inmediatamente antes de que suceda algún problema de salud.

Prepara una infusión de manzanilla, y coloca los saquitos de té calientes y húmedos directamente sobre las patas del canario durante unos dos minutos. Esta acción aflojará los ácaros y ayudará a calmar la piel del ave.

Aplica un poco de vaselina en las piernas de tu canario varias veces al día para sofocar a los ácaros. Utiliza un bastoncillo de algodón para aplicarla suavemente durante el día. Vuelve a aplicar el gel cada tres o cuatro días durante dos semanas para asegurarte de que los ácaros estén muertos.

Quita las escamas de las patas de tu canario, una vez que comiencen a sanar. Usa una toalla húmeda y tibia para sacar suavemente las escamas. Si no salen fácilmente, entonces déjalas caer de forma independiente.

Rocía la jaula de tu canario con un aerosol para ácaros matar a los que se esconden en las grietas y hendiduras de la jaula. Puedes comprar algún repelente en tu tienda local de mascotas.

Consejo

Haz una cita con tu veterinario para controlar las intensas infestaciones por ácaros. Él puede prescribir un medicamento más fuerte para tratarlos.