Cómo deshacerte de la mucosidad pegajosa en la boca

Escrito por Alicia Bodine

La mucosidad es una sustancia pegajosa que nuestro cuerpo produce naturalmente. Cuando nuestros cuerpos están luchando contra las infecciones o los resfriados, tienden a producir un exceso de mucosidad. Ésta puede ser recogida en nuestras bocas, lo que hace difícil comer y beber. Si la mucosidad extra en tu boca empieza a molestarte, muévete y haz algo al respecto.

Hierve agua en una olla a fin de que esté produciendo vapor. Coloca una toalla encima de tu cabeza e inclínate sobre el agua caliente. Respira el vapor a través de tu boca. Esto aflojará la membrana mucosa de modo que puedas escupir la mucosidad.

Prepara una solución de agua salada añadiendo sal a 4 oz de agua tibia. Haz buches dentro de tu boca durante 20 segundos contínuos. La sal seca la mucosidad de modo que no tendrás un exceso de ella en tu boca.

Chupa una rodaja de limón. Ese ácido del limón se comerá totalmente la mucosidad en tu boca.

Toma un plato de sopa picante. Las especias provocan que la mucosidad se vuelva delgada como líquido de modo que puedas tragarla o escupirla. Tu boca entonces estará libre de mucosidad. Si estás sufriendo de un resfriado, la mucosidad puede regresar. Si eso sucede, simplemente toma otro tazón de sopa picante.

Consejo

Una rodaja de lima se puede utilizar en lugar de la rodaja de limón.

Advertencias

Fumar y consumir productos lácteos pueden causar que se produzca un exceso de mucosidad. Si no quieres mucosidad en tu boca, necesitarás evitarlos.