Cómo descongestionar oídos y deshacerse de la congestión y mucosidad

Escrito por Valencia Higuera
Si padeces de congestión nasal o de oídos existen varios remedios sencillos para aliviar tus síntomas.
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

La incapacidad para respirar por la nariz o escuchar correctamente puede ser señal de congestión debido a alergias, problemas de sinusitis y resfriados; además, estos síntomas pueden durar varios días. Afortunadamente, hay maneras rápidas y efectivas para estimular el drenaje de moco espeso y aliviar la congestión, a menudo sin medicación.

Abre tu ducha o hierve un recipiente con agua e inhala el vapor para ayudar a aflojar el moco espeso y descongestionar los oídos.

Aumenta la humedad ambiental encendiendo un humidificador de vapor frío. La humedad extra ayuda a adelgazar la mucosidad y alivia la congestión de oído, cabeza y nariz.

Elige agua en vez de bebidas con cafeína, como café y refrescos de cola, para mantener la hidratación y adelgazar el moco en tu cuerpo.

Consumir líquidos calientes como té descafeinado y caldo también ayuda a desprender el moco y a reducir la congestión en oídos y otras partes del cuerpo. Sorbe té caliente a lo largo de día y come sopa o caldo para aliviar los síntomas.

Dormir sobre tu espalda ocasiona que el moco se quede en la garganta, nariz y oídos. En vez de eso, duerme con tu cabeza sobre varias almohadas para mantenerla elevada, lo que estimulará el drenaje del moco.

Usa un aerosol nasal salino de venta libre para lavar tus orificios nasales y remover alérgenos y otros irritantes que causen congestión.

Si los remedios naturales no son efectivos, pasa por tu farmacia local y elige un descongestionante de venta libre para aliviar la congestión; tómalo como se indica.