Cómo desalojar los alimentos atascados en la parte posterior de la garganta

Escrito por Kimberly Caines
George Doyle/Stockbyte/Getty Images

El acto de la deglución requiere el trabajo de cerca de 50 nervios y músculos, según la Clínica Mayo. El proceso puede ser obstruido si un pedazo grande de comida se atora en tu garganta. Esto puede ser cualquier cosa, desde un trozo grande de carne a un hueso de pollo o pescado. Las señales de que algo está atascado en la parte posterior de la garganta incluyen náuseas, falta de oxígeno, vómitos e incapacidad para hablar. Masticar adecuadamente tu comida antes de tragar puede prevenir el malestar o asfixia.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Mantén la calma cuando tú o alguien en tu presencia empiece a atragantarse o ahogarse. Si es necesario, administra la maniobra de Heimlich. Párate detrás de la víctima y haz un puño con una mano. Coloca el pulgar de tu puño encima del ombligo de la víctima y por debajo del esternón. Cubre el puño con la otra mano. Empuja hacia arriba y hacia adentro con los puños para comprimir los pulmones. Sigue empujando hasta que los alimentos se desalojen.

Christopher Robbins/Photodisc/Getty Images

Disuelve la comida con agua. Llena una taza con agua caliente que no esté tan caliente como para quemarte tu boca. Sorbe el agua caliente. Puedes disolver los alimentos con el primer sorbo o con varios tragos más.

Eising/Photodisc/Getty Images

Desaloja la comida que está atrapada consumiendo cantidades grandes de líquidos o piezas grandes de comida. Llena un vaso con agua fría y trágalo. Haz gárgaras con vinagre si se trata de una espina de pescado que se ha quedado atascada en la garganta. El vinagre ablandará la espina. Come un pedazo grande de pan o papa para empujar la comida hacia abajo.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Abre ampliamente tu boca para ver si puedes llegar al trozo de comida con tus dedos.