Cómo dejar de roncar con protectores bucales

Escrito por Lee Mellott
Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Existen una serie de problemas que pueden causar ronquidos, como el exceso de peso, las enfermedades y las reacciones alérgicas. El ronquido crónico puede dificultar el descanso durante la noche de los que roncan y de quienes los oyen. Una forma de tratar este problema es a través del uso de protectores bucales. Aquí te mostramos cómo usarlos para dejar de roncar.

Consulta a un dentista para que te recomiende un protector bucal apropiado para tu boca. Ten en cuenta que puede costar miles de dólares. Se puede hacer con materiales duros o blandos, según tus necesidades.

Si no puedes pagar la consulta con un dentista o quieres probar un protector bucal para determinar si es una solución para tus ronquidos, compra uno de venta libre. En la mayoría de los casos debes hervirlos y moldearlos a tu boca mediante mordidas. Puedes conseguirlos en tiendas deportivas o de descuentos.

Sigue las indicaciones de tu médico o del envase del producto y colócate el protector bucal antes de ir a dormir. La función de este elemento es desplazar la mandíbula y ubicar la lengua de modo tal que no obstruya las vías respiratorias.

Cuando te acuestes, intenta dormir en una posición que no promueva el ronquido. Dormir de espaldas estimula el ronquido. Las personas que duermen de lado o boca abajo son menos propensas a roncar.

Si luego de probar estos protectores bucales sigues roncando, consulta a un médico para que te recomiende otros métodos para solucionar el problema.

Consejo

Los protectores bucales de venta libre no tienen tan buen calce como los personalizados y se consideran una solución a corto plazo antes de comprar los definitivos.