Cómo dejar de depender de venlafaxina

Escrito por Marisa Swanson
El clorhidrato de venlafaxina es un antidepresivo que se encuentra en un medicamento llamado Effexor.
Creatas Images/Creatas/Getty Images

El clorhidrato de venlafaxina es un antidepresivo que se encuentra en un medicamento llamado Effexor. La versión genérica del mismo debe su nombre a su principal ingrediente, la venlafaxina. Dejar de tomar la droga, al igual que muchos antidepresivos que se encargan de producir o de bloquear los neurotransmisores en el cerebro, puede causar efectos secundarios tales como irritabilidad, mareos, dolor de cabeza, insomnio, cansancio, confusión y ansiedad. Dejar la droga lleva tiempo y no es fácil debido a los potenciales síntomas de abstinencia, pero es muy posible lograrlo.

Consulta a tu médico. Nunca debes tratar de dejar de usar un medicamento recetado sin consultar a tu médico. Una vez hecho esto, te recetará dosis más pequeñas de venlafaxina hasta llegar a la menor posible.

Vierte un vaso de jugo de naranja. Mide cuántas onzas viertes. Separa la cápsula de venlafaxina y vierte su contenido en el jugo. Revuelve y bebe el 90 por ciento del mismo, basado en la medición realizada. Haz esto durante una semana.

Repite el Paso 2 a la siguiente semana, bebiendo el 80 por ciento de jugo en vez de 90.

Continúa este proceso hasta que ya no tengas que tomar venlafaxina. Continua vertiendo una pequeña dosis de cápsula en un vaso de jugo, reduciendo tu consumo un 10% cada semana hasta que ya no tengas que seguir tomando jugo (Referencia 2).

Advertencias

Bajo ninguna circunstancia deberás intentar rebajar el jugo con zumo de pomelo. Las propiedades químicas del zumo de pomelo pueden tener una reacción peligrosa y adversa a la venlafaxina.