Cómo dar masajes para el síndrome del túnel carpiano

Escrito por Contributor
Thinkstock/Comstock/Getty Images

El síndrome del túnel carpiano se caracteriza por dolor, hormigueo, ardor o entumecimiento de las manos y los antebrazos. Estas molestias son causadas por movimientos repetitivos que irritan el nervio mediano de la muñeca. Cuando éste se irrita, se hincha y queda atrapado. El túnel carpiano puede ser debilitante si no se trata. Al comienzar a sentir los primeros síntomas, puedes detener su progreso cambiando tu rutina. También, puedes aliviar tu malestar con el auto-masaje. Sigue leyendo para aprender cómo realizar estos masajes.

Descansa tu antebrazo sobre una superficie plana o en tu regazo, con la palma de tu mano hacia arriba.

Usa tu mano opuesta para aplicar una loción a todo tu antebrazo.

Comienza en la parte superior de tu antebrazo, justo debajo del pliegue del codo, y usa la punta de tus dedos para hacer movimientos circulares a lo largo de este. Estos movimientos van desde la parte lateral hasta la media y paralela al pliegue del codo. Haz esto a lo largo de tu antebrazo, hasta una pulgada (2,5 cm) por encima de la muñeca. Repite esto varias veces.

Ahora, comienza en la parte superior del antebrazo otra vez, justo por debajo del pliegue del codo. Presiona hacia abajo entre los dos huesos del antebrazo y mueve las puntas de tu dedos lentamente hacia adelante y atrás. Deberías moverte por encima del músculo, pero no de la piel. Haz esto en todo tu antebrazo varias veces.

Masajea la palma de la mano con movimientos circulares. Especialmente, masajea su base.

Masajea entre los huesos de tu mano. Empieza desde la palma y busca los huesos del dedo meñique y el anular. Usa tu dedo pulgar e índice para apretar el área que está entre estos huesos. Coloca tu pulgar en la palma de tu mano y el dedo índice en la parte posterior de esta. Aprieta la zona y empuja tus dedos pulgar e índice hasta la unión de los dedos de esa mano. Repite esto entre todos los dedos.

Rodea la base de la mano y aprieta suavemente los huesos de toda la palma. Mantén esta posición durante unos segundos y repite.

Termina con un vigoroso masaje en el antebrazo, haciendo movimientos circulares otra vez.

Repite estos pasos en tu otra mano y antebrazo si es necesario.

Consejo

Da especial atención a la zona donde sientas dolor o incomodidad.

Advertencias

Si crees que sufres del síndrome del túnel carpiano, debes buscar el consejo de un médico. Si no lo haces, tu condición seguirá empeorando.