Cómo dar correctamente un chupón

Escrito por Daniel Potter

En un momento de intimidad, a una señal de afecto y deseo se le llama "chupón" (también "mordisco de amor" o "beso en el cuello"). Aprender a dar correctamente un chupón dejará ciertamente tu marca de lujuria.

Encuentra un lugar privado para que tú y tu pareja puedan estar en la intimidad sin interrupciones. Desháganse de cualquier distracción. Apaguen el televisor, la radio, el celular y el buscapersonas. Concentren toda su atención uno en el otro. Comiencen a besarse y a acariciarse de manera juguetona pero seductora.

Pasa de besar los labios de tu pareja a su cuello. Lentamente bésale el su cuello y decide quedarte en un lugar donde quieras dejar la marca de tu chupón. Comienza a succionar su cuello en el sitio que elegiste como si estuvieras sorbiendo un batido espeso con un sorbete. Si no succionas con la suficiente fuerza, no quedará ninguna marca; si lo haces con demasiada energía, tu pareja puede sentir incomodidad en lugar de placer.

Continúa succionando en el mismo lugar, y luego dale un pequeño mordisco. Esto puede hacer que se ría de deleite. Vuelve a chupar en el mismo sitio. Hazle cosquillas en el cuello con tu lengua para mayor estimulación.

Aleja tus labios del cuello luego de 20 a 30 segundos de succión. Continúen besándose y acariciándose. Luego de una sesión de besos íntimos, podrás ver la marca del chupón. Debe tener de una a dos pulgadas y su color será de rosa claro a un rojo fuerte.

Repite los pasos anteriores para cambiar de lado las mordidas de amor.

Consejo

Practica la fuerza de succión que necesitarás aplicar en el dorso de tu mano. Escoge un lugar que esté generalmente cubierta con la ropa para dar un chupón, si no se desea que queden marcas en el cuello. Si el chupón está en un lugar prominente, será mejor cubrirlo cuando se va a trabajar, en reuniones familiares y eventos religiosos. Una camisa de cuello alto, un poco de maquillaje o un pañuelo colocado de manera creativa pueden ocultar un chupón en el cuello.

Advertencias

No intentes darle un chupón a alguien que no sea receptivo. Los chupones pueden tardar desde unas pocas horas hasta una semana para desaparecer, así que planifica sabiamente.