Cómo curarse de una linfedema en la pierna

Escrito por Megan Richardson

La linfedema es una condición que causa hinchazón en los brazos o en las piernas. Los miembros son afectados por el dolor de la misma y la piel comienza a endurecerse. Esta enfermedad es una consecuencia de una linfa que no drena correctamente. Esta condición en particular se puede prevenir mediante la protección de los miembros de la lesión, así como a través de la recuperación adecuada después de la lesión. No hay cura para el linfedema. Pero aquellas personas que padecen la enfermedad pueden tratar a sus piernas en su propia casa.

Ejercítate una vez al día. Evita extenuantes ejercicios que te dejen agotado. Intenta, en su lugar, algo más suave, como ejercicios aeróbicos en el agua. Pregúntale a tu doctor qué ejercicios te recomienda.

Envuelve el miembro afectado con un vendaje de tela. Éste debe ser más apretado en los pies y más suelto a medida que vaya subiendo.

Haz masajes en tu pierna una vez al día a menos que tengas coágulos en la sangre o una infección cutánea. Hacer masajes diarios ayuda a drenar la linfa y a que disminuya la inflamación.

Eleva la pierna cuando estés acostado. Esto significa que tu pierna debe estar superior al resto de tu cuerpo.

Humedece el miembro afectado con una loción para evitar que la piel se seque como a veces suele ocurrir con la linfedema.