Cómo curar y aliviar el dolor de queloides

Escrito por Camira Bailey
NA/PhotoObjects.net/Getty Images

Un queloide es una protuberancia carnosa compuesta por células de tejido cicatrizal. La condición se puede desarrollar en cualquier momento que tu piel se lesiona y las células del tejido cicatrizal se multiplican, incluso después de que la lesión original se haya curado. Los queloides se forman más fácilmente en los lóbulos de las orejas, pecho, espalda y hombros, pero se pueden formar en cualquier parte. A menudo causan dolor, picazón, sensibilidad y un cambio en la pigmentación de la piel. Los queloides son muy difíciles de eliminar por completo, pero hay recomendaciones sobre la manera de resolver el dolor y reducir el tamaño asociado con la enfermedad.

Aplica la crema de silicona en el queloide diariamente durante al menos tres meses. La crema reduce la picazón, el dolor y la inflamación. Puede ayudar a reducir los queloides pequeños.

Envuelve un corto tramo de apósito de compresión alrededor del queloide. Cambia el vendaje cada semana. El apósito de compresión ayuda a aplanar el queloide durante un período de 12 meses. No utilices largos apósitos de compresión de estiramiento sin la aprobación del médico.

Consulta a un dermatólogo que te puede dar más opciones de tratamiento, incluyendo inyecciones de corticosteroides, crioterapia, radioterapia y cirugía. Estos métodos son muy eficaces, pero no puedes hacerlos tú mismo.

Advertencias

Los apósitos de compresión pueden causar el síndrome de compartimiento, lo que lleva a los músculos a un posible daño nervioso asociado con la falta de flujo sanguíneo. Los queloides que desaparecen a menudo reaparecen en un momento posterior. A menudo son hereditarios.