¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cómo curar una fractura de fémur

Escrito por FEMENINO | Fecha actualizada September 22, 2018

El fémur es el hueso más grueso y fuerte del cuerpo. Conecta la articulación de la cadera con la de la rodilla. Por ser conocido como el hueso más largo y fuerte del cuerpo. Por ello, es necesaria mucha fuerza para romperlo. Lesiones deportivas, accidentes automovilísticos y caídas son las causas más comunes. Los siguientes pasos te ayudarán durante el proceso de recuperación. De acuerdo al Hospital del Trabajador, una fractura femoral es la ruptura del hueso del muslo, llamado fémur.

Se debe tener en cuenta que a un paciente con fractura de fémur presenta dolor muy intenso y agudo y no podrá caminar, también se evidenciara deformidad del muslo. En el lugar donde se originó la fractura puedes observar hinchazón significativa y moretones. En algunos casos, puedes sentir que el hueso de tu pierna se mueve. Basado en dichos síntomas, tu médico ordenará radiografías de tu pierna.

Puede interesarte: Cuáles son las lesiones comunes del sistema esquelético?

Tipos de Fractura

Las fracturas del fémur pueden ocurrir cerca o dentro de la cadera, a lo largo del eje o diáfisis (cuerpo)del hueso, o cerca de la rodilla, llamada región condilar. Su hueso puede romperse en una línea limpia. Puede romperse en un ángulo o en un patrón espiral. Puede romperse en muchas piezas. Con una rotura muy seria, un pedazo de hueso puede perforar a través de la piel lo que lo convierte en fractura abierta quedando el hueso expuesto. En una fractura simple el fémur se rompe en dos partes. En un caso más complejo, puede llegar a romperse en tres o más piezas. En una fractura de fémur patológica, el hueso se vuelve débil y puede romperse fácilmente debido a alguna enfermedad subyacente como osteoporosis.

Tratamiento de las Fracturas

El tratamiento recomendado para una fractura de fémur sin importar su ubicación es la cirugía. Esta podría durar entre 3 y 4 horas. En la mayoría de los casos, una barra de metal conocida como varilla o clavo intramedular se inserta en la parte interna del hueso; en caso de fractura de las extremidades del fémur de colocan placas o prótesis dependiendo del tipo y la gravedad de la fractura. Tanto las varillas como las placas pueden retirarse posteriormente si es necesario. Los yesos solo se usan en los niños y rara vez son usados para los adultos que gozan de buena salud. La principal complicación de una cirugía para corregir un fémur fracturado es contraer una infección, lo cual ocurre en menos del 1% de los casos. Otra complicación puede surgir si tu cuerpo rechaza la varilla o la placa.

Sigue leyendo: Maneras de mantener el sistema esquelético saludable

Cuidados después de la cirugía

Deberás permanecer en el hospital de 2 a 4 días después de la cirugía, lo que va a depender del tipo de cirugía, si existe alguna otra patología de base que requiera monitorización y de qué tan capaz seas de caminar con muletas. Un fisioterapeuta te ayudará a aprender a usarlas antes de que regreses a casa. Ten en consideración que deberás usar muletas durante 2 o 3 meses después de la operación. Tu doctor programará citas después de las 2, 6, 12 y 24 semanas, y posteriormente al cumplir un año. La duración de la recuperación dependerá de la gravedad de la fractura, de si tienes heridas cutáneas de la piel y la gravedad de éstas. La recuperación también depende de si se lesionaron nervios y vasos sanguíneos, al igual que del tratamiento que se hizo. Durante cada visita, tendrán que obtener radiografías de tu fractura (o fracturas). Basado en ellas, el doctor tomará una decisión con respecto al peso que puedes sostener con la pierna lesionada y del tipo de actividad física que puedas realizar. Durante las primeras 2 o 3 semanas posteriores a la cirugía sentirás mucho dolor. Toma medicamentos para controlarlo de forma regular y de acuerdo a las recomendaciones de tu doctor. También puedes usar hielo para aliviar el dolor y reducir la hinchazón. Elevar la pierna también ayuda a calmarlo. Debes tener cuidado con la herida, mantenerla seca y cubierta para evitar infecciones.

Tal vez te interese: Dieta después de la cirugía de fractura de hueso

Recuerda que la terapia física es muy importante para recuperar la fuerza y movilidad de tu pierna. De acuerdo a MMi rehabilitación, la fisioterapia y la rehabilitación son fundamentales en el tratamiento postoperatorio de las fracturas de fémur. Su inicio debe ser precoz y debe mantenerse hasta obtener la funcionalidad normal del miembro afectado (amplitud de movimientos, fuerza, actividad funcional). Tiene por objetivo mejorar la calidad de vida del paciente, prevenir las complicaciones post-operatorias tardías, restituir la funcionalidad de las actividades de la vida diaria y de la marcha y mejorar rangos articulares de movimiento. Debes tener en cuenta que tu terapeuta también te dará algunos ejercicios para hacer en casa. Los tipos de ejercicios dependerán de la etapa de recuperación en la que te encuentres. Al iniciar la recuperación, los ejercicios se enfocarán en recobrar tu rango de movimiento, ya que tu rodilla estará muy rígida. Cuando el hueso roto muestre signos de estar sanando, los ejercicios se enfocarán en restablecer la fuerza de tus músculos. Además de terapia física, puedes intentar hacer otros ejercicios tales como usar una bicicleta estacionaria o nadar. Caminar bajo el agua también es un buen ejercicio para recobrar la fuerza muscular, estos deben estar aprobados por tus médicos. Escucha atentamente y sigue los consejos de tu doctor y fisioterapeuta. Sé paciente, ya que si se realiza un sobre esfuerzo en la extremidad se podría dañar severamente.

Continua leyendo: Ejercicios de rehabilitación para fractura en la tibia o el peroné

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.