Cómo curar un desgarro del ligamento medial colateral de la rodilla

Escrito por Darla Ferrara
Puedes estar en muletas por semanas luego de un desgarro de MCL.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Las lesiones del ligamento medial colateral (MCL por sus siglas en inglés) desgarran o distienden un ligamento en la rodilla. De acuerdo con los cuidados de salud del Reino Unido, el ligamento medial colateral mantiene el hueso del muslo y el hueso de la pierna alineados a lo largo del lateral de la rodilla. Esta estructura mantiene a las rodillas firmes. El desgarro del MCL es una lesión común en los deportes. La cura depende del grado del desgarro y puede tomar seis semanas o más. Una lesión del MCL requiere tratamiento médico y cuidado apropiado. Deberías discutir el tratamiento con tu médico.

Toma algún medicamento anti-inflamatorio, siguiendo la dosis que indique tu médico. Tu médico podrá prescribirte algún medicamento para aliviar la hinchazón o sugerir un medicamento de venta libre, como el ibuprofeno.

Coloca hielo sobre la rodilla. Es importante hacerlo inmediatamente después de ocurrida la lesión para reducir el dolor y la hinchazón. Con una lesión de MCL, experimentarás dolor y adormecimiento en la cara interna de la rodilla. Envuelve el hielo en una toalla y aplícalo por 10 a 15 minutos en la cara interna de la rodilla cada dos o tres horas luego de la lesión.

Siéntate con la rodilla elevada mientras permanezca la hinchazón. Tu médico te avisará cuando puedas moverte libremente. Pon una almohada debajo de tu rodilla lesionada para elevarla.

Utiliza una rodillera para ayudar a mantener firme tu rodilla. Este ligamento ayuda a mantener los huesos alineados y la rodilla firme. Una rodillera ayudará a reforzar el área hasta que el tejido se recupere.

Camina con muletas para evitar depositar peso sobre la rodilla. Los cuidados de la salud del Reino Unido no recomiendan cojear. Utiliza las muletas hasta que tu rodilla pueda soportar tu peso sin ningún dolor ni cojera.

Consejo

Ejercita para incrementar la fuerza en la rodilla cuando el médico te lo indique. La mayoría de las lesiones requerirá de un kinesiólogo profesional o un entrenador para la rehabilitación. Los ejercicios incluirán movimientos y levantamiento de peso. El movimiento ayudará a mantener la articulación flexible. Sigue las recomendaciones de tu médico en cuanto a rutinas de ejercicio caseras. Volver a lesionarte la rodilla extenderá el tiempo de recuperación y puede requerir de cirugía para corregirla. Los ejercicios deben incluir rutinas para fortalecer los músculos del muslo y darle más soporte a la rodilla débil.