Cómo curar oídos tapados

Escrito por Sarah Valek

Los oídos se pueden tapar por diferentes razones. Puede que tengas un oído tapado si tienes un resfriado o alergias, también si estás en un avión o debido a una superabundacia de cera de oído. Cualquiera que sea el caso, hay muchas maneras de destapar tus oídos. Puedes intentarlas en casa pero siempre es mejor que las lleve a cabo un profesional de la salud.

Trata de destapar tu oídos. Cierra tu boca, tapa tu nariz y expira.

Suaviza la cera de tus oídos con una solución hecha en casa o comprada. El exceso de cera se acumula en el canal de tu oído, se endurece y dificulta la audición. Una vez que la cera se ha endurecido, es muy difícil para que tu oído la remueva de forma natural.

Calienta una pequeña cantidad de aceite de bebé y ponlo en tu oído. También, puedes mezclar una solución que contenga una mitad de agua y la otra de peróxido de hidrógeno. Sumerge en la solución una bola de algodón y escurre el líquido en tu oído. Repite la acción en el otro oído.

Irriga tus oídos. Llena un tazón con agua tibia y échala dentro de una jeringa de goma para oídos. Hazte junto a un lavabo con tu cabeza inclinada hacia abajo y echa de a pocos el agua dentro de tu oído. Cera de oído y agua va a caer al lavabo.

Repite en el otro lado hasta que veas que no sale más cera.

Seca tus oídos cuanto hayas terminado. Llena un gotero con alcohol de fricción o con una solución que sea mitad alcohol y mitad vinagre, y echa una pequeña cantidad en tus oídos. El alcohol evaporará cualquier exceso de humedad y secará los oídos.

Consejo

Si tienes problemas con exceso de cera de oído, al hacer un mantenimiento regular puedes evitar que se te taponen los oídos. Unas cuantas veces a la semana, pon un poco de suavizante de cera de oído en tus oídos. Este poco de suavizante incitará a tus oídos para que limpien naturalmente el exceso de cera. Irriga una o dos veces al mes. Un doctor puede retirar cera de tus oídos, ya sea por irrigación o con una pequeña herramienta.

Advertencias

Nunca insertes hisopos o tus dedos en tus oídos. Esto puede dañar el canal de tus oídos e insertar más la cera. Siempre verifica con tu proveedor de salud antes de tratar de limpiar tus oídos. Las personas con tímpanos dañados o perforados no deben intentar estos remedios.