Cómo curar los tendones de la articulación del pulgar

Escrito por Paul Ramone

Los tendones de la articulación del pulgar pueden lesionarse de varias formas y en diversos grados de severidad. Muy a menudo, los tendones del pulgar son tirantes o se inflaman a través de las lesiones deportivas u otras actividades vigorosas. El tratamiento en casa puede curar correctamente las heridas menores en éstos.

Descansa el tendón. Descansar el tendón del pulgar es esencial para su curación rápida y correcta. Evita los deportes donde las manos deben ser ampliamente utilizadas. El descanso también evitará que se agrave aún más el tendón.

Aplica hielo en el tendón del pulgar. Aplicando hielo sobre el tendón por períodos de 15 a 30 minutos, reducirás la hinchazón y permitirás que la sangre circule con mayor facilidad. No apliques el hielo directamente sobre la piel, en lugar de eso utiliza un paquete de compresión.

Usa un soporte de mano. El uso de un soporte de mano proporcionado por tu médico evitará que el tendón del pulgar sea involuntariamente estirado o agravado. También posicionará correctamente el pulgar y le garantizará el descanso apropiado para una curación eficaz.

Toma un medicamento anti-inflamatorio. Un medicamento proporcionado por tu médico, aliviará tanto el dolor como también controlará el nivel de inflamación en la zona afectada. Asegúrate de seguir la prescripción de tu médico exactamente.

Fortalece el tendón. La realización de ejercicios de fuerza del pulgar proporcionados por tu médico te ayudará a sanar completamente el tendón y recuperar el rango correcto de movimiento. Asegúrate de estirar el tendón antes de hacer ejercicio para evitar el dolor.

Advertencias

Si el pulgar está atascado, no se puede doblar o enderezar, es doloroso cuando se dobla o no se recupera en pocos días, asegúrate de consultar a tu médico.