Cómo curar los ojos rojos e irritados

Escrito por Maggie Hira

Los ojos rojos e irritados pueden deberse a una variedad de factores. Las alergias y la falta de sueño son los dos principales culpables. Irritantes que se introducen en el ojo como el polen, la caspa, el polvo e incluso el maquillaje pueden causar enrojecimiento. Algunos de los tratamientos que pueden ayudarte a aliviar esta condición son las hierbas antiinflamatorias y las gotas hidratantes. En algunos casos este trastorno puede ser una señal de una enfermedad seria y debería ser evaluado por un médico.

Utiliza las lágrimas artificiales para remediar los ojos rojos e irritados. En algunos casos, son el resultado de una excesiva resequedad. Las lágrimas artificiales deberían usarse a menudo (al menos cuatro veces al día) para obtener mejores resultados.

Usa una compresa frías. Éstas reducirán la retención de líquidos y contraerán los vasos sanguíneos, eliminando el enrojecimiento. Puedes utilizar un paquete de guisantes congelados o envolver trozos de hielo en una toalla pequeña y presionarla sobre los ojos.

Utiliza el té verde. Sumerge unas bolsitas del mismo en agua hirviendo. Déjalo enfriar y luego remoja una pequeña toalla de aseo en la mezcla. Escurre el exceso y colócala empapada en líquido sobre tus ojos. Este té tiene propiedades antiinflamatorias que aliviarán el enrojecimiento y la inflamación.

Aplícate gotas antihistamínicas. Si sospechas que tus ojos rojos son el resultado de una reacción alérgica, estas gotas son la mejor solución.

Consejo

Trata de no usar maquillaje hasta que desaparezca el enrojecimiento. Evita tocar o fregar tus ojos. Lava tus manos a menudo para evitar la transferencia de bacterias y otros irritantes.

Advertencias

Consulta a un oculista inmediatamente si el enrojecimiento y la irritación de tus ojos dura más de dos días. Consulta a un médico si tienes algún tipo de supuración en cualquiera de los ojos.

Referencias