Cómo curar los herpes labiales de manera natural con sal

Escrito por Traci Joy
Fever blister
lofilolo/iStock/Getty Images

Los herpes labiales no son únicamente un inconveniente cosmético, pues pueden ser realmente dolorosos. Son causados por el virus del herpes simple y suelen aparecer cuando el sistema inmunológico se encuentra debilitado por un resfrío o por la fiebre. Los medicamentos que no necesitan receta para tratar el dolor y la inflamación causados por el herpes son muchos, pero los mejores los encuentras en tu propia cocina. Estos remedios usualmente tendrán efecto dentro de los 3 días, pero como son a base de sal pueden resultar un poco dolorosos al principio.

Coloca una pequeña cantidad de sal en un bol.

Oprime la sal con la parte de atrás de la cuchara hasta que se deshaga completamente.

Mete una borla de algodón esterilizada en la sal y luego aplícala en el herpes labial. Dejála allí por 10 minutos. Repite este procedimiento dos o tres veces por día.

Coloca una pequeña cantidad de pasta dental en un bol. No uses gel dental, pues no tiene el mismo efecto de secado que tiene la pasta.

Agrega una cucharadita de sal a la pasta dental.

Mezcla la pasta dental con la sal. Coloca un poco sobre el herpes labial. Déjalo durante la noche y enjuágalo por la mañana.

Corta un limón en trozos grandes.

Pon un poco de sal en un plato y mete el trozo de limón en ella.

Coloca el trozo de limón con sal sobre el herpes labial y ejerce una suave presión. Mantenlo en el herpes durante 3 o 5 minutos. Repite este método dos veces por día.

Consejo

Asegúrate de tener siempre las manos limpias al momento de aplicar cualquiera de los tratamientos. Así, evitarás infectar el área. Pon un cubito de hielo sobre el herpes labial antes de proceder con alguno de los métodos para adormecer la zona y prevenir las punzadas que puede ocasionar la aplicación de sal.

Advertencias

Lávate las manos después de aplicar el tratamiento para los herpes labiales. Si la sal causa intensas punzadas o quemazón, enjuágate de inmediato con agua fría.