Cómo curar los flebolitos

Escrito por Erin Ringwald

Los flebolitos, que son depósitos de calcio localizados en las venas, forman coágulos que pueden encontrarse tanto en las venas superficiales como en las más profundas. Cuanto más profundo esté ubicado el coágulo, más peligrosa será la enfermedad. Los síntomas incluyen dolor y calor en la zona, así como tumefacción y enrojecimiento. Los coágulos más profundos pueden convertirse en una embolia. Los flebolitos, por lo general, están causados por una falta de movimiento, a menudo asociada a viajes largos en automóvil o en avión, o a inmovilizaciones postquirúrgicas. Es una buena idea moverse todo lo posible en esas circunstancias para prevenir la formación de coágulos. Pero si esto ocurre, hay formas de curarlos, incluso con remedios caseros.

Moja una toallita con agua caliente. Aplícala, caliente y húmeda, sobre la zona afectada varias veces al día.

Mantén la zona afectada elevada, si es posible, por encima del corazón.

Toma medicamentos antiinflamatorios tal y como te lo indique tu profesional médico.

Toma toda la medicación que te hayan prescrito, tal y como te lo indique tu médico o farmacéutico, para ayudar a prevenir posibles complicaciones.

Si la zona afectada está inflamada, mantenla elevada; si es posible, por encima del corazón.

Ponte cada día las medias de compresión que te hayan recetado.

Evita la inactividad prolongada y da un paseo, como mínimo, una vez cada hora. Mueve las piernas, estira los brazos y cambia de postura a menudo.

No te pongas ropa ajustada, especialmente alrededor de la cintura.

Evita la deshidratación. Bebe líquidos en abundancia.

Si corres un alto riesgo de desarrollar flebolitos en venas profundas, antes de emprender un viaje, consulta a tu médico sobre la conveniencia de ponerte medias de compresión o de tomar algún anticoagulante. Habla con él sobre otras recomendaciones que puedan protegerte.

Advertencias

Si crees que es posible que tengas flebolitos o factores de riesgo para desarrollarlos, consulta inmediatamente a tu médico.