Cómo curar las heridas de las encías provocadas por el hilo dental

Escrito por Amanda Goldfarb
Keith Brofsky/Photodisc/Getty Images

El uso del hilo dental forma parte de una higiene dental adecuada. Ocasionalmente, se puede producir una lesión en el delicado tejido de las encías, debido al exceso de presión del hilo o a una técnica inadecuada. Los signos y los síntomas de una lesión en las encías son el sangrado, el dolor y la sensibilidad. El cuidado de las encías es crucial porque el ambiente oscuro y húmedo de la boca constituye el principal caldo de cultivo para el crecimiento de las bacterias, lo que puede dar lugar a complicaciones en el proceso de curación.

Aplica presión sobre la zona lastimada usando una gasa estéril o una bola de algodón. La presión debe ser firme, hasta que se detenga el sangrado. Las lesiones en los labios y en las encías pueden causar un sangrado profuso debido a la naturaleza vascular de la boca.

Enjuaga la boca con una solución salina estéril. Una de las complicaciones más comunes de las lesiones de las encías es la infección secundaria causada por las bacterias y los alimentos atrapados. El enjuague frecuente con una solución salina elimina las bacterias y los alimentos de los pliegues delicados de las encías.

Evita pasar el hilo dental en la zona durante tres a cinco días, mientras se cura la encía. Continúa con otras rutinas de higiene dental durante el proceso de curación.

Examina frecuentemente la zona en busca de signos de infección, incluyendo enrojecimiento, inflamación o secreciones.

Contacta a tu odontólogo si ves signos de infección o si sientes que la zona no se cura en forma apropiada.

Consejo

Fumar puede hacer más lento el proceso de curación de las encías.

Advertencias

El sangrado sin dolor es una señal de enfermedad de las encías.