¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

Cómo curar la tos alérgica de manera natural

Escrito por Macarena Fernandes Diaz | Fecha actualizada March 06, 2018

La tos es un reflejo que ayuda a que mantengamos despejadas nuestras vías respiratorias y pulmones y consiste en la expulsión brusca y ruidosa de aire. La tos puede ser uno de los síntomas de infecciones como la gripe o la consecuencia de la reacción de nuestro cuerpo a un agente alérgeno como puede ser el polvo, el polen, pelos de animales y ácaros. La tos alérgica en general aparece con más frecuencia en primavera y en otoño. En invierno suele darse más por falta de aireación de las habitaciones o excesiva calefacción que seca los ambientes. La tos alérgica en general es seca, es decir sin expulsión de flema, persistente e irritante. Una tos alérgica suele ser relativamente inofensiva pero muy molesta y sobretodo la consulta médica es imprescindible si causa interrupciones del sueño, dolor de garganta y, en algunos casos, dificultad para respirar o dolor de pecho.

Puedes eliminar o aliviar la tos alérgica probando algunas de estas sugerencias

Trata de evitar el contacto con los potenciales alérgenos que causan la tos alérgica. Evita los lugares con mucho polvo, polen o pelo de animales.

Bebe abundante líquido. El agua a temperatura natural y los jugos de fruta pueden ayudar a despejar la mucosidad de tu garganta y los alérgenos contenidos en ella. Bebe de a pequeños sorbos de líquido cada vez que sientas que se acerca un ataque de tos.

Toma una ducha tibia para que se humidifiquen tus vías respiratorias. También puedes inhalar vapor de una olla a la que puedes añadir ramitas de eucaliptus pero ten cuidado con las quemaduras. Los humidificadores pueden resultar útiles pero deben ser muy bien aseados ya que juntan bacterias y ácaros. Compresas tibias en el pecho y la espalda también son de ayuda.

Es bueno tener alguna planta que oxigene la habitación para prevenir la tos alérgica.

Prepara tu propio jarabe natural para la tos alérgica. Mezcla una parte de jugo de limón con dos partes de miel. Bebe esta mezcla cada vez que sientas que no puedes controlar un ataque de tos.

Calma y relaja tu garganta. Para evitar la incómoda sensación de sequedad e irritación en la garganta bebe té caliente endulzado con miel. Puedes prevenir la tos constante chupando caramelos duros de miel o tomando cada tanto tizanas de menta, tomillo, ajo y jengibre.

Duerme con la cabeza elevada. Coloca una o dos almohadas debajo de la cabeza para ayudar a reducir la tos alérgica nocturna.