Cómo curar el agujero de donde cuelgan los pendientes que se ha estirado

Escrito por Lynda Lampert
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los pendientes colgantes y pesados pueden estar a la moda, pero podrían estirar el tejido del lóbulo hacia abajo (y a veces incluso romper el orificio hasta el extremo de la oreja). Puede resultar difícil curar estos agujeros que se han estirado. A veces, la única forma de solucionarlo es con una cirugía plástica. Dependiendo de la persona, de tamaño del orificio y de cuánto tiempo hace que se practicó la perforación, puede que el agujero se cure solo como no.

Sección 1

Suspende el uso de pendientes largos, pesados y colgantes. Tiran el lóbulo hacia abajo provocando su estiramiento. Considera el uso de aretes en forma de bolita o pendientes fabricados con materiales livianos.

Coloca un trozo de cinta quirúrgica sobre la parte trasera del lóbulo. Esto le dará más apoyo al tejido cuando utilizas pendientes y te ayudará a evitar un mayor estiramiento del orificio.

No uses pendientes mientras te cepillas el cabello o te quitas camisas por la cabeza. En ambas situaciones, puedes tironear de tus pendientes, estirando aún más los lóbulos e imposibilitando su curación.

Analiza la posibilidad de reparar tus lóbulos con cirugía. Este procedimiento es llevado a cabo en un consultorio médico con anestesia local; desde un estiramiento hasta una rotura pueden ser reparados. Podrás perforar tu oreja nuevamente más adelante.