Cómo cuidar las chaquetas de piel de cordero

Escrito por Adam Drake
Un cuidado adecuado garantizará que tu chaqueta de cuero se mantenga en óptimas condiciones.
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Caliente en invierno y también fresca en verano, la piel de cordero es tanto resistente como elegante. Se prepara a partir de piel de los corderos y es un cuero más ligero, más suave y tiene un aspecto más lujoso que los otros tipos. Sin embargo, requiere de un cierto cuidado especial para mantener su aspecto y que sea duradera. Sigue algunas pautas sencillas y mantén tu chaqueta de piel de cordero en un estado óptimo durante los próximos años.

Mantén la forma de tu chaqueta colgándola siempre de una percha, la cual debe ser ancha y acolchada para evitar arrugas o la transferencia de tintes de perchas desprotegidas y de madera.

Manté tu chaqueta seca. Por ejemplo, si se moja bajo la lluvia, sacude las gotas de agua para sacarlas de la superficie y cuélgala en una percha. Déjala secar a temperatura ambiente. Nunca uses una fuente de calor como el fuego, un calentador o un secador de pelo, ya que pueden dañar el material, causando grietas y resecándola.

Limpia tu chaqueta de vez en cuando con un paño suave, limpio y ligeramente humedecido. Cuélgala en un gancho de ropa y deja que se seque a temperatura ambiente.

Mantén sus cualidades impermeables utilizando un protector y sellador de marca. Siempre realiza una prueba en una pequeña área de la chaqueta y sigue las instrucciones del fabricante con cuidado.

Elimina cualquier mancha de grasa tan pronto como sea posible colocando una pequeña cantidad de tiza en polvo encima. Quita el exceso de tiza con un cepillo suave para ropa.

Mantén la flexibilidad de tu chaqueta aplicando de vez en cuando un acondicionador de cuero que esté patentado. Siempre realiza una prueba en una pequeña área de la chaqueta y sigue las instrucciones del fabricante cuidadosamente.

Límpiala ocasionalmente en seco cuando esté excesivamente sucia. Consulta un limpiador profesional para que estés seguro de que el material sólo se trató químicos que cuidan la piel de cordero.