Cómo cuidar a un progenitor en la etapa final de EPOC

Escrito por Lynn Anders
Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Cuidar a un progenitor con EPOC, o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, es muy estresante y angustioso. Saber que la condición de un padre es tan grave que está en la etapa final de EPOC puede ser agotador emocionalmente. Conocer un poco sobre EPOC y cómo afecta al paciente durante la etapa final puede ayudarte a cuidar al paciente enfermo. También existen servicios que pueden ayudarte para no tener que hacerlo sólo.

Entiende qué es EPOC y cómo afecta a tu progenitor para poder cuidarlo mejor. La EPOC dificulta la capacidad de una persona de respirar, causando la privación de oxígeno en todas las partes del cuerpo. La enfermedad puede tratarse pero empeorará con el tiempo. Cuidar a tu progenitor durante estos momentos puede ayudar a desacelerar la enfermedad y hacerlo sentir más cómodo.

Acepta cualquier tipo de ayuda que te ofrezcan las residencias para enfermos. Si el médico de tu progenitor te ha informado que se encuentra en la etapa final de EPOC, estos servicios están disponibles. Con la ayuda de cuidado profesional puedes saber lo que se necesita hacer y podrás tener un descanso. Consulta con tu médico sobre las residencias para enfermos terminales disponibles.

Controla la necesidad de oxígeno y de medicamento. Durante la etapa final, la mayoría de los pacientes tendrán un tanque de oxígeno, inhaladores y/o medicamentos orales. Mantente informado sobre los medicamentos que se necesitan y cuándo se necesita actualizar la receta para que a tu progenitor no se lo acabe.

Mantén la casa limpia y sin polvo. Con EPOC, es más difícil respirar cuando se está expuesto a irritantes de los pulmones como polvo o incluso perfumes fuertes.

Mantén el aire que tu padre respira cálido y cómodo. El aire frío limitará los pulmones y dificultará la respiración. Si lo sacas un día frío, cubre su cara con una máscara sobre su nariz y boca para calentar el aire que respira.

Mantén los libros, revistas, el control remoto, y comidas y bebidas al alcance del paciente. En la etapa final de EPOC, tu progenitor no tendrá la energía para moverse mucho y necesitará tener algo para hacer.

Estate atento a signos de depresión en tu progenitor. Las personas con casos serios de EPOC suelen deprimirse ya que no pueden participar en actividades o incluso hacer cosas básicas, como almorzar. Habla con el médico de tu padre si piensas que está deprimido.

Llena el refrigerador y el congelador con comidas hechas o que se puedan hacer en el microondas. Tu padre no tendrá la fuerza suficiente como para hacer un sándwich y puede saltearse comidas si no tiene ayuda para cocinar.

Visítalo con frecuencia y estimula a otros miembros de la familia y amigos a que lo visiten. Tu progenitor puede no tener la energía necesaria para ir a eventos o visitar a la familia y puede aislarse. Las visitas de la familia y amigos ayudarán a mantenerlo lo más activo posible.