Cómo crear un botiquín de primeros auxilios casero

Escrito por Contributor
Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Si bien hay una serie de botiquines de primeros auxilios disponibles para comprar, a menudo carecen de algunos suministros que necesitas o tienen adicionales que no necesitas. En lugar de comprar la versión previamente empaquetada, puedes ahorrar dinero y asegurarte de que tu botiquín incluye todo lo que necesitas creando uno propio.

Selecciona una pequeña caja o una bolsa que sea ligera, portátil y pueda contener todos los suministros de primeros auxilios. Tu botiquín también debería ser a prueba de agua, sobre todo si vas a viajar con él fuera de casa. Sin embargo, sellar tus suministros dentro de bolsas plásticas con cierre es por lo general todo lo que necesitas para hacer el trabajo.

Asegúrate de que tu botiquín contenga importantes suministros médicos básicos. La cantidad de cada elemento en éste dependerá del tamaño de tu familia. Sin embargo, cuando se trata de vendas, gasas y otros elementos ligeros, cuantos más mejor. Asegúrate de que el botiquín incluya lavado antiséptico, cinta médica, aerosol anestésico o una loción, gasas estériles de 4 pulgadas (10 cm), vendas de diferentes tamaños y vendajes adhesivos, antihistamínicos orales, guantes, crema antibiótica, tijeras y pinzas.

Mantén otros artículos imprescindibles en tu botiquín también. Por ejemplo, si alguien en tu familia sufre de alergias, éste es un lugar ideal para guardar inyecciones o medicamentos de emergencia prescritos por tu médico. También podrías incluir números de teléfono de emergencia, equipos para mordeduras de serpiente, ipecacuana, pastillas de carbón vegetal u otros artículos en él.

Separa tu botiquín en dos secciones. Una debería incluir todos tus suministros médicos básicos, como los vendajes y las cremas, mientras que la segunda debería incluir las medicaciones. Nuevamente, asegúrate de que todo esté guardado en bolsas plásticas con cierre.