Cómo coser un cabestrillo para el brazo quebrado de un niño de un año de edad

Escrito por Emily Weller
Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Romperse un brazo no es una experiencia placentera, especialmente si la persona que lo sufre es un niño de un año de edad. Ayuda a que ese brazo se cure cosiendo un cabestrillo que sea del tamaño adecuado para él. El cabestrillo sostiene el brazo quieto y ofrece apoyo mientras se lleva un yeso. Utiliza una tela de color brillante o con un patrón festivo como de ositos o deportes para levantar el espíritu del niño mientras usa el cabestrillo.

Dobla la tela a la mitad, con los lados del derecho mirando hacia adentro, para hacer un triángulo. Envuelve el brazo del niño con la tela, colocando una punta del triángulo contra el hombro del brazo roto. Luego coloca el brazo, doblado a un ángulo de 90 grados desde el codo, en la parte más ancha del triángulo. Este triángulo deberá ser lo suficientemente ancho para cubrir el codo y el antebrazo. Corta el triángulo como sea necesario.

Une la tela por los bordes del triángulo, luego cose con una costura de 1/4 pulgadas (0,63 cm). Deja un espacio de 3 pulgadas (7 cm) de ancho en uno de los bordes.

Da vuelta el triángulo para que los lados del derecho queden hacia afuera, luego cierra el espacio con una costura.

Cose el lado desparejo del cierre de gancho y el lazo en la punta de uno de los lados del triángulo. Cose el lado del gancho del cierre en la punta opuesta del triángulo.

Coloca el brazo del niño dentro del cabestrillo. Pon una punta del triángulo en el hombro del brazo lastimado, luego envuelve el antebrazo con el cabestrillo, colocando el extremo del triángulo algunas pulgadas por encima del codo. Trae la otra punta del triángulo hacia arriba sobre el brazo y alrededor del hombro y el cuello, para que se encuentre con la punta opuesta. Une las piezas del cierre de gancho y lazo para mantener el cabestrillo en su lugar.