Cómo controlar el abultamiento de los vasos sanguíneos en la sien

Escrito por Leigh Wittman
El abultamiento de los vasos sanguíneos en la sien es una preocupación común.
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

El abultamiento de los vasos sanguíneos en la sien es una preocupación común, especialmente entre la gente atlética y los que tienen alta presión sanguínea. En muchos casos, el abultamiento es simplemente un problema cosmético. En otros casos, es más bien una preocupación médica seria y es un signo de una enfermedad, como arteritis de células gigantes (ACG). Sin importar cual sea el motivo, su aparición puede ser controlada.

Cómo controlar el abultamiento de los vasos sanguíneos en la sien

Realiza un inventario de tus síntomas. Visita a un doctor si estás experimentando dolor y ternura cerca de tu sien, dolor en tu mandíbula mientras masticas, fiebre, pérdida repentina de visión, dolor y dureza en tu cuello, brazos o caderas, ternura en el cuero cabelludo, disminución de la agudeza visual o doble visión. Estos son todos síntomas de un problema médico serio, como ACG, y son mucho más graves que un tema cosmético.

Pídele a tu doctor que considere prescribirte medicación corticosteroide si te han diagnosticado ACG. Estas medicaciones aliviarán los síntomas de ACG, incluyendo el abultamiento de los vasos sanguíneos.

Sube de peso si estás muy flaco. La gente delgada tiende a tener abultamiento de vasos sanguíneos en la sien debido a la falta de grasa corporal en la sien. Asegúrate de aumentar de peso comiendo porciones más grandes de lo habitual de comidas saludables, a diferencia de comer calorías vacías.

Controla tus niveles de estrés, pues este puede originar el abultamiento en las venas. Esto se debe principalmente al rápido incremento de la presión sanguínea. Practica técnicas de reducción de estrés, como la meditación y yoga para mantener tu estrés bajo control.