Cómo construir un frontón de tenis

Escrito por Dan Howard
A tennis backboard is the perfect practice partner.

Es complicado encontrar siempre un compañero de tenis, por lo que, si quieres perfeccionar tu juego, es importante tener un frontón de tenis al alcance para poder practicar. Construir un frontón básico de tenis para practicar es fácil: sólo necesitas una tabla grande y dura, y soportes de metal que puedas sujetar al cercado de la cancha de tenis. Una vez que hayas colgado el frontón y medido la red, tendrás un jugador virtual en el momento que lo necesites.

Consigue una superficie dura para utilizar como la parte principal del frontón. Los frontones de tenis pueden estar hechos de diferentes materiales. Un modelo similar a los que hay en los parques públicos puede ser construido con una simple tabla de madera contrachapada; o puedes utilizar una espuma de poliuretano duro si quieres que sea más elástico al momento del impacto. El tamaño de la superficie del frontón puede variar de acuerdo con el espacio disponible y con la precisión con la que golpeas la pelota. Los tamaños típicos oscilan desde los 12 pies por 8 pies, para un frontón pequeño, hasta 20 pies por 10 pies para un frontón grande.

Coloca sujetadores en las esquinas superiores izquierda y derecha de la tabla que será el frontón. Si planeas sujetar el frontón sobre el cercado de la cancha pública de tenis, coloca los soportes en las esquinas superiores de la tabla.

Cuelga los soportes sobre los bucles del cercado, de tal manera que el frontón se incline sobre la cerca a un ángulo de no más de 15 grados. Inclinando el frontón con este ángulo, lograrás que la pelota rebote con un ángulo ligeramente ascendente.

Dibuja o pinta sobre el frontón una línea que corresponda con la altura de la red de tenis. Según el reglamento de tenis, el centro de la red se encuentra a una altura de 3 pies.