Cómo conservar un tatuaje de henna durante más tiempo

Escrito por C. Giles
Los tatuajes de henna se aplican a menudo en las manos con diseños intrincados.
Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Los tatuajes de henna se han utilizado en las culturas orientales durante cientos de años; tradicionalmente, se utilizan en las ceremonias de bodas y otras celebraciones para decorar las manos y los pies con diseños audaces similares al encaje. En la actualidad, los tatuajes de henna están muy extendidos en el mundo occidental como una alternativa temporal a los tatuajes de tinta permanente. La henna viene en forma de pasta y se aplica sobre la piel con una brocha, a veces usando una plantilla. Tu tatuaje durará de una a tres semanas, especialmente si sigues algunos procedimientos para mantenerlo durante tanto tiempo como sea posible.

Después de la aplicación deja la pasta de henna durante cuatro a seis horas antes de despegarla. Cuanto más tiempo la dejes, más oscuro será el tatuaje y demorará más en desvanecerse.

Expón tu tatuaje de henna al vapor mientras tienes la pasta puesta para mantenerlo húmedo, para evitar el riesgo de que se agrite y para que libere más tintura.

Mantén tu tatuaje de henna seco durante al menos 12 horas después de retirar la pasta.

No expongas tu tatuaje de henna a la luz solar directa durante las primeras 48 horas; manténlo cubierto durante este tiempo para que pueda desarrollarse plenamente.

Hidrata la zona tatuada con aceite de bebé una vez al día para mantener las capas superiores de la piel saludables y maximizar la duración del tatuaje.

Sumerge una bola de algodón en jugo de limón y aplica suavemente sobre tu tatuaje de henna para sellarlo y protegerlo de la exfoliación y del afeitado.

Báñate de manera normal, pero evita frotar la zona tatuada. Frota el área ligeramente con un jabón suave y sécala con una toalla suave.

Evita bañarte en una piscina, el cloro puede acelerar la decoloración. Cubre tu tatuaje con un vendaje sellador en aerosol si quieres ir a nadar.

Evita los saunas y los baños de vapor, que aceleran el proceso natural de exfoliación y reducen la vida de tu tatuaje de henna.