Cómo comer un higo chumbo

Escrito por Alan Temple
None

La fruta de la chumbera también se conoce con el nombre de higo tuna o tuna. Debajo de su piel gruesa y (como te imaginarás) llena de espinas, se esconde una fruta dulce y deliciosa. Puede ser bastante trabajoso llegar a la fruta, pero la popularidad que está ganando en América del Norte y en Europa demuestra que vale la pena el esfuerzo.

Elige un higo chumbo de la mejor calidad. Los que tienen colores oscuros generalmente tienen el mejor sabor dulce. Elige los que son de color púrpura o naranja oscuro.

Si tienes un higo chumbo comprado en una tienda, las espinas probablemente se le hayan extraído, y si fue procesado completamente, puedes manipularlo solo con las manos.

Si tienes un higo chumbo sin procesar, manipúlalo con más cuidado. Usa guantes y coloca la fruta en un recipiente con agua fría. Este es el método más efectivo para que las espinas simplemente se vayan con el agua.

Con los guantes aún puestos, quita la piel del higo chumbo cortando el extremo superior y el inferior con un cuchillo afilado. Corta la piel de arriba a abajo, haciendo un corte profundo para poder introducir un cuchillo y quitar la piel.

Las semillas pequeñas y densas del higo chumbo son comestibles, pero debes tragarlas enteras ya que son muy duras y provocan una sensación muy desagradable al morderlas.

Al igual que los higos comunes, los higos chumbo son deliciosos solos. También es bastante común, especialmente en Europa, servirlos en un recipiente de agua fría o acompañados con yogur natural.