Cómo comer para purificar la sangre

Escrito por Contributor
bodegon de alimentos de desayuno sano image by Gabriel Gonzalez G. from Fotolia.com

Cómo comer para purificar la sangre. La sangre hace circular el oxígeno y los nutrientes que necesita el cuerpo eliminando los desechos metabólicos a través de pulmones y riñones. Las toxinas provenientes del agua, aire y de los alimentos que consumimos todos los días se mezclan con la sangre impidiendo su buen funcionamiento. Así que, aparte de ayunar para desintoxicar tu sistema y, por supuesto, comer ciertos alimentos para purificar la sangre, ayudarás a mejorar tu salud.

Cómo comer para purificar la sangre

pot de miel image by Claudio Calcagno from Fotolia.com

Calienta un vaso con agua. Mézclala con una cucharada de miel y unas gotas de jugo de limón. Bébela a primera hora en la mañana con el estómago vacío.

Verduras image by Manuela from Fotolia.com

Incluye en tus alimentos aquellos que sean ricos en clorofila como verduras de hoja verde, cebada, zanahoria y germen de trigo. La clorofila elimina impurezas, parásitos, tejidos y desechos de la sangre. También actúa como un antidepresivo natural.

fruta de invierno en mantel image by Mariló from Fotolia.com

Quita la cáscara a una granada y ponla a secar. Cuando la cáscara esté bien seca muélela hasta que quede un polvo fino. Mezcla una cucharadita de este polvo con agua tibia y bébelo por la mañana. Esto, además de purificar la sangre, también mata los parásitos intestinales.

Ajos image by lmephoto from Fotolia.com

Pica 3 dientes de ajo finamente e ingiérelos con un vaso de agua todos los días. El ajo reduce las toxinas, rejuvenece la sangre y aumenta el crecimiento de bacterias saludables en nuestros intestinos. El ajo también reduce el colesterol.

Pimienta image by Parato from Fotolia.com

Generosamente, espolvorea pimienta negra en tu comida, ya que ayuda a la digestión y estimula la secreción de ácido clorhídrico.

Zumo de frutas variadas image by Parato from Fotolia.com

Bebe jugos de frutas y vegetales todos los días. Los jugos hechos de apio y perejil limpian el interior del cuerpo. Los que contienen zanahorias, remolacha, manzana y limón limpian los intestinos y riñones.

Advertencias

Consume con moderación pimienta negra si tienes antecedentes de úlceras y otras dolencias estomacales.