Cómo comer después de hacerse una perforación labret

Escrito por James Stuart
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Una perforación labret o perforación labial, puede dificultar la ingestión, especialmente los días justo después de habérselo hecho. Aunque esta perforación puede causar dolor entre 6 y 8 semanas, es difícil que se infecte, pues la boca contiene químicos que inhiben las bacterias. Sin embargo, la hinchazón y el dolor de la nueva perforación pueden hacer que comer sea una tarea dolorosa. Por fortuna, el dolor debe disminuir y algunos simples pasos harán que sea más fácil comer.

Come alimentos fríos como yogur y helado. Estoy ayudará a aliviar la hinchazón y entumecerá el dolor. También es más fácil comer alimentos suaves, pues no requieren masticar. El masticar suele provocar más agitación. Chupar hielo y pastillas antibacteriales para la garganta también puede ser útil.

Mastica lentamente y toma bocados pequeños. Mientras más trabaje tu boca, más dolorosa será la perforación. Con movimientos pequeños y uniformes ayudarás a lidiar con el dolor hasta que tu labio se haya sanado por completo.

Evita hablar mientras comes. Mantén el movimiento de tu boca al mínimo para evitar más dolor.

Enjuaga tu boca con enjuague bucal después de cada comida. Esto ayudará a mantenerla limpia y acelerará el tiempo de recuperación.

Se paciente. Muchas personas llegan a temer que el dolor sea permanente y se quitan prematuramente la perforación labret. Después de unas semanas, el dolor y la hinchazón desaparecerán.