Cómo comer de acuerdo a tu tipo de sangre

Escrito por Robin McDaniel

La dieta de acuerdo al tipo de sangre fue presentada por primera vez por el Dr. Peter D''Adamo, N.D., y funciona basado en la suposición de que tipos de sangre específicos determinan que tipo de plan de dieta y ejercicio debes seguir para perder peso. Los cuatro tipos básicos de sangre, entre ellos, A, B, O y AB responderán diferente a las comidas y al ejercicio y deben seguir un programa específico para lograr una perder peso de manera exitosa.

Hazte una prueba de sangre ABO. Esta prueba te ayudará a determinar tu tipo específico de sangre. Los doctores tomarán sangre de una vena usando una aguja y verificarán los anticuerpos que definen tu tipo de sangre. No tendrás que ayunar para esta prueba, y los resultados normalmente estarán disponibles al siguiente día de la prueba.

Ingiere comidas de acuerdo a tu tipo de sangre. Las recomendaciones para el tipo A van alrededor de elecciones orgánicas de tipo vegetariano debido al alto riesgo que este grupo sanguíneo sufre de enfermedades de la sangre y de un sistema inmune delicado. El tipo A debe evitar comer carne y grasa animal a diario. El tipo B puede comer una gran variedad de comidas debido a su sano sistema digestivo; sin embargo, los nueces, las semillas y las comidas procesadas no son recomendadas. Los carbohidratos deben ser limitados también. Debido a que el tipo O es considerado como "intolerante al ambiente", de acuerdo a la teoría del Dr. D''Adamo, este grupo debe limitar el consumo de comidas como papas y granos para evitar la inflamación de las articulaciones. El tipo O puede comer cantidades limitadas de carne, pescado, huevos, nueces y aceites pero debe evitar los cereales, arroz, granos y lácteos. Los de tipo AB pueden ingerir las comidas correspondientes a los grupos A y B, incluyendo comidas vegetales y una combinación de carne y pescado. Este grupo debe evitar grasas saturadas y comidas procesadas.

Ejercítate de acuerdo a las recomendaciones correspondientes a tu grupo sanguíneo para mejorar los beneficios de salud y pérdida de peso asociados al plan de comida por grupos sanguíneos. El tipo A responde mejor a ejercicios centrados en el cuerpo como el yoga y el tai chi. El tipo B se beneficia de ejercicios como deportes, incluyendo la bicicleta, el tenis y la natación. El tipo O supuestamente responde al atletismo, las artes marciales y los aeróbicos, y para el tipo AB, una combinación de los tipos A y B funciona mejor para la figura y la pérdida de peso.

Advertencias

Consulta un doctor antes de empezar la dieta del tipo de sangre, ya que hay un debate sobre su validez. Cortar las comidas ricas en nutrientes como los productos lácteos puede llevar a deficiencias en la dieta. Pregúntale a tu doctor sobre tomar vitaminas durante esta dieta.