Cómo comer como los Hunzas

Escrito por Contributor

Los Hunzas son personas que viven en las montañas en una parte remota de Pakistan y que son conocidas por tener vidas saludables y vivir más de 100 años. Desde los años 1970, estas personas han experimentado una modernización y una declinación subsecuente en su salud. Para comer como los Hunzas y tener la vida larga y saludable que estas personas conocían antes de modernizarse, sigue estos pasos básicos. Continúa leyendo para tener una vida larga y saludable.

Ten en cuenta que la salud es como ahorrar centavos: cada paso positivo te llevará más cerca de una vida larga y saludable.

Comienza con la convicción y decisión de cambiar tu dieta. Comienza con un mes para sentir y ver la diferencia. Esto puede ser suficiente como para querer hacerlo por el resto de tu vida.

Piensa en lo orgánico: mercados de verduras, jardines caseros, secciones de comida orgánica en el supermercado. Haz todas tus comidas de cero usando alimentos integrales y frescos. Los Hunzas usaban mucha de la misma comida que las personas modernas usan hoy en día: garbanzos, legumbres, granos enteros como cebada y trigo, verduras frescas, queso fresco y leche. Comían una pequeña cantidad de carne, tal vez una vez al mes. Rara vez comían aves y tenían poca refrigeración.

Corta de tu dieta cualquier harina refinada, azúcar, químicos y cualquier alimento con ingredientes que no puedas pronunciar. Los Hunzas no usaban azúcar, refrescos o cafeína.

Usa productos lácteos y carnes con moderación; recuerda que la refrigeración de los Hunzas era limitada. Usa sólo productos lácteos de animales que coman granos enteros y césped que no haya sido rociado o contaminado con químicos y pesticidas. Usa carnes y productos lácteos de animales que sean criados libremente y que no hayan recibido hormonas o antibióticos.

Encuentra y usa el agua más pura disponible. Algunos investigadores y personas creen que esta es una de las claves principales para la salud de los Hunzas. El agua venía de las montañas a más de 20.000 pies (6 kilómetros) por encima del nivel del mar, corriendo a lo largo de montañas ricas en minerales.

Prueba estos pasos por un mes y observa qué tan bien luces y te sientes. Puede que te des cuenta de que quieres comer como los Hunzas por un largo tiempo.