Cómo comer bien para el vértigo

Escrito por Tanya Martinenko | Fecha actualizada July 18, 2017
George Doyle/Stockbyte/Getty Images

El vértigo es una sensación ilusoria de movimiento asociado a una disfunción del oído interno. La infección del oído, lesiones en la cabeza, enfermedad de Ménière y latigazo son algunas causas comunes de vértigo. Los enfermos de vértigo suelen sentir mareados, como si la habitación estuviera girando y experimentan una pérdida del equilibrio, dolor de cabeza y náuseas. Esta enfermedad puede solucionarse sin tratamiento, pero algunas personas sufren de episodios recurrentes de vértigo. Cambios en la dieta pueden ayudar a gestionar y aliviar algunos síntomas de vértigo.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Evita los alimentos con un alto contenido en sodio. El sodio puede aumentar la frecuencia e intensidad de los episodios del vértigo. Un desequilibrio de líquido en el oído interno suele ser la causa del vértigo, especialmente en personas con la enfermedad de Ménière. Comer demasiado sodio puede causar una interrupción en la producción de líquido del oído interno. El Dr. Timothy C. Hain, un especialista en los trastornos relacionados con el vértigo, dice que los enfermos de vértigo deben mantener una ingesta diaria de sodio de aproximadamente 2 g.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Bebe mucha agua. La deshidratación es una causa común de vértigo. El agua eliminará el exceso de sodio del cuerpo, así como ayudará a mantener el equilibrio de los fluidos en el oído interno. Bebe al menos ocho vasos de agua al día. Puedes beber más para reponer los líquidos perdidos si estás trabajando afuera al calor o participas en actividades atléticas.

Pixland/Pixland/Getty Images

Evita cantidades excesivas de cafeína. La cafeína actúa como diurético y puede alterar el equilibrio de los líquidos en el oído interno. Las propiedades estimulantes de la cafeína pueden desencadenar episodios de vértigo o empeorar los síntomas de vértigo existentes. El café descafeinado, las infusiones, la leche y el zumo son opciones de bebidas sin cafeína.

Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Lleva una dieta rica en magnesio. La deficiencia de magnesio puede causar vértigo y fatiga. El magnesio regula los líquidos en el cuerpo y ayuda a la circulación de la sangre. Los alimentos ricos en magnesio incluyen la espinaca, brócoli, cereales integrales, frijoles, tofu, yogur, fletán, patatas y frutos secos.

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Minimiza el consumo de azúcar. Los alimentos altos en azúcar pueden desencadenar los síntomas de vértigo al elevar los niveles de la presión arterial y disminuir el flujo de oxígeno al cerebro. Controla tu ingesta de dulce reemplazando los refrigerios azucarados por alimentos ricos en proteína y fibra.

Consejo

Distribuye los alimentos y la ingesta de líquidos uniformemente durante el día para mantener un equilibrio de líquido en el oído interno.

Advertencias

Consulta a tu médico si experimentas vértigo crónico acompañado de debilidad en tus piernas o brazos, dolor en el pecho, alteraciones visuales, dolor de cabeza severo o dificultad para caminar.