Cómo comenzar una clase de Zumba independiente

Escrito por Kristi Lutjelusche
dance image by The Russian Negresco from Fotolia.com

Las clases de Zumba son muy populares en los gimnasios desde el año 2010. Se trata de una clase de gimnasia que incluye pasos de salsa y otros pasos de bailes latinos. Dar estas clases en un centro público ayuda a ganar mucha experiencia y te sirve como carta de presentación para con los miembros de la comunidad. Es posible que, de todos modos, prefieras empezar sola dando clases independientes, lo cual se puede hacer con una pequeña inversión.

Antes de comenzar

Compra una póliza de responsabilidad civil para protegerte a ti y a tus alumnas en caso de que suceda alguna lesión. Compra cobertura a través de tu propio agente de seguros o en línea a través de alguna agencia que se especialice en ofrecer cobertura a profesores de gimnasia y a instructores de ejercitación grupales. Sin costo adicional se puede mencionar el sitio en el que brindas la clase como asegurado adicional. Muchos lugares requieren que los instructores que los utilizan tengan un seguro.

Aprende cuáles son tus responsabilidades con respecto a la música. Vas a necesitar una licencia de uso para poder pasar música en lugar público. No hace falta que tengas licencia de uso para pasar la música original de Zumba, pero la música que recibas a través de la red de Instructores de Zumba y otros temas que pases pueden requerir licencia.

Obtén un formulario de descargo de responsabilidad civil. Las leyes y regulaciones con respecto a los derechos de los instructores y participantes varían de estado a estado, así que consulta con tu abogado al respecto. Un formulario de descargo de responsabilidad básico indica que el participante no culpará al instructor o al sitio donde se brinda la clase por cualquier lesión que haya sufrido durante la clase o mientras esté dentro de las instalaciones. Haz que el participante firme el formulario antes de la primera clase. Mantén los descargos firmados en el expediente. Haz que los participantes firmen nuevos descargos al comienzo de cada clase o al menos una vez al año.

Promociona tus habilidades y tu clase en organizaciones como hospitales, iglesias, escuelas o universidades o en centros de ancianos. Estos lugares suelen tener áreas abiertas grandes o salas de conferencias. La renta de un lugar así debe ser razonable, muchas organizaciones cobran un valor nominal. Otras opciones son los centros de arte marciales o yoga, pero estos lugares pueden requerir un porcentaje mayor de las ganancias de la clase de Zumba.

Decide qué sistema de sonido usarás. Zumba es muy popular en parte debido a la música. Pregunta en el lugar en el que dictarás la clase si tienen un sistema de sonido adecuado. De lo contrario, deberás invertir en un sistema portátil para llevar música a tu clase. Considera conseguir un sistema al que puedas conectar un micrófono inalámbrico si vas a liderar la clase verbalmente.

Antes de la primera clase

Promociona tu clase entre dos o tres semanas antes de la primera clase. Compra o haz folletos en los que incluyas la ubicación, horarios y fecha de inicio y también tu nombre, número de contacto y dirección de correo electrónico. Publica tu clase en línea en un perfil de Zumba. Promociona una clase de demostración para mantener una atmósfera en la que no se sienta presión y para atraer más clientes potenciales.

Ten cambio a mano. Las personas van a querer pagar las clases, especialmente luego de una primera clase gratuita. Ya sea que el pago sea mensual o se pague con tarjeta con diferentes incrementos, tendrás que estar preparada y con cambio.

Ve al lugar a donde dictarás la clase tan pronto como esté listo y saluda a quienes lleguen temprano. Pídele a los alumnos que firmen los descargos de responsabilidad y que firmen la lista de presentismo.

Advertencias

Familiarízate con los requerimientos legales de las clases de Zumba y cúmplelos en todo momento.