Cómo cerrar un poro después de quitar un punto negro

Escrito por Mary Sharp
Una vez que has extraído los puntos negros, el poro debe achicarse.
BananaStock/BananaStock/Getty Images

Los puntos negros o los poros visiblemente tapados en tu piel pueden ser vergonzantes y antiestéticos. Afortunadamente, hay muchos métodos disponibles para quitar los puntos negros con las bandas para limpiar los poros y las herramientas extractoras de puntos negros. Sin embargo, el cuidado de la piel no termina después de haber quitado el punto negro. También es importante cerrar el poro para que el aceite y la suciedad no pueda volver a entrar en él y causar un segundo punto negro o grano.

Remoja un paño de aseo en agua caliente.

Escurre el paño de aseo en la pileta y pruébalo contra tu mano para asegurarte si no está demasiado caliente para ponerlo contra tu rostro.

Extiende el paño de aseo sobre la zona del rostro donde se encuentra el punto negro. Esto permite que los poros se abran para que la extracción sea más fácil y más rápida.

Seca ligeramente la zona con una toalla de mano para secar la piel.

Usa una herramienta para extraer los puntos negros o una banda para limpiar los poros para quitar el punto negro. La herramienta extractora te permite empujar manualmente sobre la piel para forzar a salir el aceite y la suciedad del poro. Las bandas para limpiar los poros se deben dejar en la piel durante 12 a 15 minutos y quitarlas lentamente para extraer los puntos negros.

Aplica un bastoncillo de algodón en un astringente líquido para el acné y ponlo sobre el poro abierto. Esto desinfecta la zona, mata las bacterias restantes y quita el aceite y la suciedad de la superficie.

Enjuaga la zona con agua fría para achicar el poro a su tamaño original.

Sostén un cubo de hielo contra el poro durante 30 segundos para asegurarte de que el poro se haya achicado.