Cómo cerrar los poros luego de quitar puntos negros y espinillas

Escrito por Cecilia Harsch
La limpieza de tu rostro es el primer paso para reducir el tamaño de los poros.
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Los puntos negros y espinillas se producen cuando los poros de la piel se obstruyen con el exceso de grasa. Los puntos negros, también conocidos como comedones abiertos, son espacios en la superficie de la piel donde los aceites bloqueados se vuelven negros dentro del poro. Las espinillas, también conocidas como comedones cerrados, no son abiertos en la superficie, por lo que los aceites obstruidos aparecen de color blanco. Los poros obstruidos pueden aumentar de tamaño, y la eliminación de las espinillas o los puntos negros dejan un poro grande y abierto. El tratamiento adecuado de la piel puede ayudar a reducir el tamaño y la apariencia de los poros, sin embargo, nunca se cerrarán y no podrán volver a su tamaño original.

Limpia tu cara con un limpiador suave para la piel propensa al acné una vez que hayas quitado los puntos negros y las espinillas.

Aplica un tónico que tenga como ingrediente activo el ácido salicílico sobre la piel después de la limpieza. Ésto ayudará a eliminar el exceso de grasa y los residuos del limpiador, y a reducir y prevenir el acné. El tónico también ayudará a tensar la piel y reducir el tamaño y la apariencia de los poros.

Trata tu piel con un tratamiento de microdermabrasión, ya sea en casa o en el consultorio de un dermatólogo. La abrasividad del tratamiento eliminará la capa superior de la piel, revelando una piel nueva debajo de las capas superficiales. También estimulará la producción de colágeno, lo que reduce el tamaño y la apariencia de los poros.

Aplica cremas reductoras de poros para reducir su tamaño. Sigue las instrucciones de la crema que elijas para obtener los mejores resultados posibles. Puedes buscar cremas con vitaminas A y C, ya que ayudan a afirmar y renovar la piel.

Prueba con una base de maquillaje a base de sílice, incluso si no usas base de maquillaje. Las bases pueden ayudar a minimizar la aparición de poros grandes y a absorber el exceso de grasa durante todo el día.

Visita a un dermatólogo o cirujano plástico para una exfoliación química. La exfoliación elimina las capas dañadas de la piel para ayudar a reducir el tamaño de tus poros.