Cómo cepillar tus dientes con fresas

Escrito por Bree Johnson
Ilumina tu sonrisa.
Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Puedes cepillar tus dientes con fresas y bicarbonato de sodio para retirar las manchas superficiales, blanquearlos y mejorar tu sonrisa. El ácido málico que se encuentra en las fresas actúa como agente de blanqueamiento seguro que rivaliza con muchos productos caros para lograr resultados similares a una fracción del costo. Aunque nada puede reemplazar a los tratamientos de blanqueamiento de tu dentista, cepillar tus dientes con fresas es seguro y es una forma efectiva de iluminar tu sonrisa entre tus visitas al consultorio.

Aplasta una fresa fresca y madura hasta la pulpa usando un tenedor.

Añade ¼ de cucharadita de bicarbonato de sodio a la fresa machacada y mezcla bien.

Remoja un cepillo de dientes de cerdas suaves en la mezcla de fresa y bicarbonato de sodio.

Cepilla tus dientes con la fresa y el bicarbonato de sodio durante al menos dos minutos.

Cepilla tus dientes de manera usual con tu pasta dental y cepillos de dientes regulares.

Usa el hilo dental en tus dientes para remover cualquier semilla de fresa.

Consejo

Cepilla tus dientes con fresas dos veces a la semana para mantener una sonrisa saludable. También puedes utilizar ¼ de cucharadita de jugo de limón en lugar del bicarbonato de sodio. Usa un enjuague bucal para enjuagar tu boca antes y después de cepillar tus dientes con fresas. Si no estás complacido con los resultados que recibiste por cepillar tus dientes con fresas, habla con tu dentista sobre el tratamiento de blanqueamiento profesional.

Advertencias

Cepillar tus dientes con fresas más de dos veces a la semana podría dañar el esmalte dental. Contrario a la popular creencia en Internet, cepillar tus dientes con blanqueador casero es peligroso y no es efectivo. Consulta a tu dentista si tus dientes se hacen más sensibles o si experimentas dolor después de cepillarlos con fresas.