Cómo cauterizar una herida

Escrito por eHow Contributor
Cauteriza una herida

Si el tratamiento médico no es una opción y los suministros no están disponibles, usar un trozo de metal calentado con fuego para cauterizar una herida ayudará a detener el sangrado y cerrar la misma. Cauterizar una herida es una peligrosa y dolorosa manera de tratar una lesión. En algunos casos extremos, sin embargo, podría ser la mejor opción. Sigue estos pasos para aprender cómo cauterizar una herida.

Asegúrate de que no hay alternativa para la cauterización. Cauterizar una herida cuando el tratamiento médico o los suministros médicos, como vendas y antisépticos, están disponibles es una mala idea. Sólo deberás cauterizar una herida como un último recurso en el tratamiento de la herida o lesión.

Encuentra un analgésico. Aliviar el dolor ayudará al paciente a través del proceso. El alcohol puede ser utilizado para minimizar la sensibilidad al dolor. En la ausencia de alcohol o algún otro analgésico, un palo o algo para morder puede prevenir lesiones en la lengua y la boca del paciente.

Limpia y calienta el instrumento metálico. Un instrumento metálico plano que tenga algún tipo de mango. Límpialo antes de calentarlo. A continuación, mantenlo a fuego abierto para que se caliente. El metal debería calentarse, pero no lo suficientemente como para que comience a tener un brillo rojo o blanco.

Mantén el metal sobre la herida. Mantenlo el tiempo suficiente como para cerrar la herida pero no tanto como para que se comience a quemar el tejido sano. Trata de cauterizar la herida en toques de uno o dos segundos; así no te excederás.