Cómo cargar cristales de energía con la luna

Escrito por Errin Reaume
Los cristales sensibles al agua o a la luz solar directa deberían bañarse a la luz de la luna.
Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images

La carga de cristales es lo contrario a la compensación. La compensación se utiliza para librar al cristal de la energía no deseada o vibraciones. La carga se utiliza para impregnar al cristal con sentimientos positivos, vibraciones, o energía. Los cristales cargados se utilizan para promover la curación, la intención y fortalecer la confianza, promover la energía en el lanzamiento de hechizos, y desterrar la negatividad. Hay varias maneras de cargar cristales, incluyendo colocarlos bajo la luz del sol, ponerlos bajo el agua, colocar los cristales en un recipiente con agua salada, o bañarse los cristales bajo la luz de la luna. El baño bajo la luz de la luna es el método más suave para cargar un cristal.

Sujeta un cristal en la mano y cierra los ojos. Siente si la energía que emana del cristal está estancada o faltante. Si es así, el cristal debe ser cargado.

Decide para qué deseas utilizar tu cristal, la carga general, aumentar las energías, o disminuir las energías. Esto determinará cuándo bañar tus cristales.

Coloca los cristales en una placa en el exterior o en el alféizar de una ventana, a la luz de la luna llena para una carga general. La carga general aumentará el poder de las habilidades inherentes de los cristales. La amatista, por ejemplo, es conocida por la prevención de la intoxicación y la promoción de las habilidades psíquicas. La carga de una amatista bajo la luz de la luna llena mejorará estas habilidades. Lleva el cristal al interior o fuera de la luz solar durante el día. No toques el cristal, sólo el plato.

Coloca los cristales en una placa exterior o en una ventana durante la luna menguante para disipar la negatividad o desterrar los problemas. Carga el cristal bajo la luz menguante de la luna durante varias noches. Medita con el cristal aplicado a lo que deseas disipar.

Coloca los cristales en una placa en el exterior o en el alféizar de una ventana durante una luna creciente para traer abundancia, mejorar la salud, la esperanza, o la conexión. Baña el cristal con la luz de la luna creciente durante varias noches. Medita con el cristal aplicado a lo que deseas aumentar.

Vierte un aro de sal marina alrededor del cristal o sobre la placa para obtener poder de limpieza o de carga adicional.

Consejo

Limpia y carga un cristal apenas lo recibas para remover cualquier energía que pueda haber recogido.