Cómo caminar con un menisco desgarrado

Escrito por Joyce Kelley-Ellis
Un menisco desgarrado es de las lesiones más comunes de rodilla.
Getty Images/Getty Images Sport/Getty Images

Un menisco desgarrado es de las lesiones más comunes de rodilla entre deportistas, especialmente quienes practican deportes de contacto. Según la Clínica Mayo, cualquiera a cualquier edad puede sufrirlo. No se curará por sí mismo, porque no tiene suministro de sangre, así que a menos que el desgarro sea pequeño y en laterales externos de la rodilla, puede ser necesario hacer cirugía.

La rodilla es la articulación corporal más grande y más utilizada. Por tanto, es vulnerable a lesiones. Cualquier actividad que provoque que se tuerza forzadamente puede desgarrar el menisco. En algunos ancianos, esta afección puede provocarse por degeneración en dicha articulación.

Tómate tu tiempo para recuperarte.
Getty Images/Getty Images Sport/Getty Images

Tómate tu tiempo para recuperarte. La recuperación de un menisco desgarrado suele tardar de 6 a 8 semanas. Durante este tiempo, un terapeuta físico puede utilizar hielo para reducir la hinchazón y el dolor. El ejercicio que mejorará el rango de movimiento y la fuerza en los músculos que rodean la rodilla se irá incorporando paulatinamente.

La natación es un ejercicio que un médico te puede recomendar.
Photos.com/Photos.com/Getty Images

Haz ejercicios de rodamientos sin pesas. Esto ayudará a acelerar el proceso de recuperación. La natación, los ejercicios aeróbicos y los elevadores de pierna ponderados desde una posición vertical son algunos de los ejercicios que tu médico te puede recomendar.

Camina con la ayuda de un bastón.
Comstock Images/Comstock/Getty Images

Camina con la ayuda de un aparato ortopédico, un bastón o muletas para reducir el exceso de peso sobre la articulación de la rodilla. Sigue utilizándolos hasta que tu médico te diga que la rodilla ha tenido suficiente tiempo para sanar.