Cómo calibrar un tensiómetro en casa

Escrito por Elizabeth Jean
sapfirr/iStock/Getty Images

Si sufres de presión elevada y tu médico te ha indicado que controles y registres tu tensión arterial en casa, necesitarás obtener un tensiómetro. Medir la presión en casa puede ser útil para alguien que padece el "síndrome del saco blanco" y cuya tensión arterial sube artificialmente al ponerse nervioso en el consultorio de un médico. Sin embargo, puedes preguntarte ¿cómo sé que este aparato funciona correctamente?. Es una pregunta acertada ya que la precisión clínica de los valores deriva de la precisión del aparato. Por lo tanto, ¿cómo puedes determinar si tu tensiómetro funciona con precisión? Es simple. Todo lo que tienes que hacer es calibrar tu aparato. Calibración significa controlar la precisión de medida de tu tensiómetro con un estándar (en este caso los médicos). Este artículo te dirá que debes hacer para calibrar tu tensiómetro, así te sentirás confiado con los valores que obtengas.

Consigue un tensiómetro. Estos varían en precio y tamaño. Algunos son para el bíceps mientras que otros son para la muñeca. Quizá quieras consultar a tu médico para que te recomiende el modelo y la marca.

Agenda una cita con un doctor. Dile que te gustaría calibrar tu tensiómetro.

Toma tu valor de tensión arterial en el consultorio de tu médico usando tu tensiómetro casero. Anota los valores.

Pide al doctor o a un enfermero que te tome la presión usando su propio tensiómetro. Toma nota de los valores.

Repite la toma de los valores a los 15 minutos usando ambos tensiómetros. Esto es opcional, pero es una buena idea.

Compara los dos valores. Si coinciden (es bueno si tienen solo una diferencia de un par de puntos) anótalo en tus registros. Si la diferencia es importante, quizá quieras devolver el aparato y conseguir uno nuevo.

Consejo

Es una buena idea calibar tu tensiómetro casero con el de un médico cada 6 meses.

Advertencias

Si el tensiómetro se te cae, regresa a ver a tu médico para recalibar el aparato. Lee las instrucciones de tu tensiómetro. Algunos no deben ser lavados. Asegúrate de conseguir la medida apropiada para tu brazo.