Cómo calentar una toalla

Escrito por Damian Rossi

Si encuentras que estás sufriendo de dolor en las articulaciones o rigidez muscular, la terapia de calor puede ser la ayuda que necesitas. Usar la terapia de calor antes de la actividad física relajará tus músculos y aumentará la elasticidad de tus articulaciones. Los músculos y las articulaciones relajadas son más flexibles, permitiendo un mayor movimiento y además reducen el riesgo de lesiones. La terapia de calor es de fácil acceso. Basta con seguir unos sencillos pasos con el fin de calentar una toalla humedecida a la temperatura adecuada.

Humedece la toalla sumergiéndola en agua caliente. A continuación, escúrrela con las manos hasta que esté húmeda. Las toallitas son una excelente opción para calentar ya que son pequeñas y fáciles de usar.

Dobla la toalla. Colócala en el microondas y caliéntala durante 15 segundos. Si la toalla no está lo suficientemente caliente, caliéntala durante 15 segundos más. Continúa este proceso hasta que la toalla haya alcanzado la temperatura deseada. Cortos períodos de tiempo en el horno de microondas se usan para que la toalla no se ponga demasiado caliente de manejar.

Quita la toalla del microondas, una vez que haya alcanzado el calor deseado. Si la toalla está demasiado caliente, deja enfriar a la temperatura deseada antes de usarla.

Consejo

Ten cuidado al utilizar calor moderado durante cortos períodos de tiempo con el fin de evitar quemaduras.

Puedes utilizar almohadillas de calor en lugar de toallas húmedas.